Luis Homero Echeverría
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El grito homofóbico y cualquier otra expresión del tipo no tiene cabida en la Liga MX y se continuará con las sensibilización hacia los aficionados para desecharlo.
«Lo primero que merece el aficionado es que le mandemos el mensaje de que el futbol no está por insultar a nadie, denigrar a nadie. A partir de eso también tenemos medidas correctivas en los estadios. Tenemos el protocolo que compartimos con la Selección Nacional, el protocolo de FIFA y también tenemos medidas coercitivas.
«A los inadaptados que griten lo primero que hacemos es identificarlos, sacarlos de los estadios, a los estadios también hemos impuesto sanciones y vamos a seguir para que esto cese. Lo más importante es el hecho de no insultar a nadie, eso no lo podemos tolerar en la Liga», mencionó Mikel Arriola, presidente de la Liga MX.
Respecto al regreso de la violencia a los estadios, el dirigente señaló que en cerca de 270 partidos durante su gestión, se han tenido 9 episodios de este tipo y se aplicarán sanciones firmes para buscar erradicarlos, como ocurrió recién con medidas a los clubes América, Pumas y al Estadio Azteca.