Evlyn Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Jul.- Entre 2017 y 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) prevé invertir alrededor de mil millones de pesos para renovar equipo de los Centros Médicos Nacionales La Raza y Siglo XXI, informó su director, Mikel Arriola.
Tras encabezar ayer una reunión con directores de las Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE), Arriola explicó que para La Raza se comprarán un angiógrafo, cinco unidades radiológicas, dos centrales de monitoreo, 24 cunas de calor radiante y un ultrasonógrafo de última generación, entre otros equipos.
Al Centro Médico Siglo XXI, detalló, se dotará de un aparato de resonancia magnética, un acelerador lineal, dos centrales de monitoreo para la gestión de camas, cuatro ultrasonógrafos, seis ventiladores para pacientes pediátricos y adultos, 12 carros rojos para transporte de medicamentos y 19 monitores de signos vitales, entre otros.
El director del IMSS dio a conocer que en las UMAE se reforzará el equipo médico de diagnóstico, rubro para el cual se proyecta una inversión de 3 mil 500 millones de pesos.
Se pondrá énfasis, dijo, en la adquisición de mastógrafos para identificar cáncer de mama, tecnología para detectar cáncer de próstata y en la compra de 12 aceleradores lineales.
“Tenemos que aceptar que las terapias de cáncer requieren de equipo muy costoso y de gran tecnología. Son 2 mil 500 millones de pesos los que vamos a invertir en ese equipo y más o menos 360 millones adicionales en mastógrafos para tener mucha más capacidad. A más mastografías, menos mortalidad”, indicó.
Paralelo a estas compras, abundó, se implementarán en las 25 UMAE diversos programas para fortalecer la atención médica, como es la referencia con el especialista de segundo al tercer nivel que ya opera en programa piloto en el Centro Médico Nacional de Occidente de Jalisco.
Además, se reforzarán programas para agilizar la gestión de camas, la atención en urgencias mediante el TRIAGE, un esquema de selección y atención de pacientes de acuerdo con su gravedad; la receta resurtible y el Código Infarto.
Por otra parte, Arriola explicó que cada día el IMSS gasta mil 200 millones de pesos, por lo que para mantener finanzas sanas es importante controlar el gasto diario del instituto.
“La mayoría de ese gasto se hace en servicios de personal, en pago de la deuda del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, en inversión en infraestructura, en servicios generales y en compra de insumos”, indicó.
Detalló que esos cinco rubros conforman la cuenta del gasto que al año crece al 2 por ciento.