Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Si trabajas independiente o por cuenta propia, ten en cuenta que el mejor esquema para tributar ante el fisco es el nuevo Régimen Simplificado de Confianza (Resico).
Esto se debe a que con esta alternativa se reducen las obligaciones fiscales, en gran medida porque no se pueden deducir gastos y porque el porcentaje de impuesto que debes pagar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de tus ingresos totales es bajo, destaca experto.
Como no tienes una relación laboral con un patrón, no estás obligado a tributar bajo el Régimen de Sueldos y Salarios que es altamente gravoso y que obliga a pagar impuestos hasta 35 por ciento del salario, explicó Fernando Pimentel, fiscalista e integrante del Instituto de Especialización para Ejecutivos.
Detalló que el Resico es para quienes realicen actividades empresariales o que otorguen servicios profesionales, entre ellos, talleres mecánicos, cocinas económicas, cafeterías, así como abogados, médicos y otros.
Los contribuyentes con actividades agrícolas y arrendadores de inmuebles también pueden adherirse al Resico, aseveró.
Pero si eres socio, accionista o integrante de accionistas o de personas morales como empresas, olvídalo.
Recordó que entre las principales bondades de este régimen son sus tasas impositivas que van del 1.0 al 2.5 por ciento.
De acuerdo con el SAT, quienes tributen bajo este régimen, podrán obtener ingresos adicionales por salarios e intereses, siempre que la totalidad de sus ingresos no supere el monto de los 3 millones 500 mil pesos al año.