Resultaron ser hermanos los dos hombres que fueron ejecutados a balazos el pasado martes por la noche, en el interior de un domicilio ubicado en el fraccionamiento Fundidores.
Fueron identificados como Miguel Felipe, de 32 años y Eduardo Omar, de 36 años.
Los sangrientos hechos se registraron a las 23:00 horas, cuando policías preventivos de Aguascalientes se trasladaron a la calle Micaela Bustamante, en el fraccionamiento Fundadores, tras recibir el reporte de un ataque armado.
Al hacer su arribo los vecinos les señalaron el domicilio donde fueron localizados los dos cadáveres, que presentaban impactos de bala en la cabeza y el tórax.
Una de las víctimas quedó muerta en la cocina, mientras que el otro murió en el patio de servicio, luego de que intentó escapar de los agresores.
Según indicaron los testigos, fueron dos los sicarios quienes perpetraron la doble ejecución y luego escaparon en una motocicleta hacia el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
A la escena del crimen llegó una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, además de agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.