Ya fueron identificados los dos albañiles que murieron el pasado lunes por la tarde, al ser aplastados por una barda que se derrumbó por el viento.

Las víctimas eran hermanos y respondían a los hombres de Juan Manuel, de 48 años y Jaime, de 46 años. Un niño de 13 años, quien era hijo de uno de los ahora occisos, se encuentra todavía hospitalizado, al sufrir lesiones de gravedad.

Fue el pasado lunes a las 16:45 horas cuando se registró este trágico accidente laboral, en una finca en construcción que se ubica en la carretera estatal No. 85, a la altura del kilómetro 1+500, en el poblado de Loretito, municipio de San Francisco de los Romo.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, en ese lugar se encontraban trabajando los dos albañiles que eran hermanos, cuando repentinamente, una ráfaga de viento provocó que se derrumbara una barda de más de 3 metros de altura y quedaran sepultados entre los escombros.

Al lugar del accidente acudieron Bomberos Estatales, policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales, además de ambulancias del ISSEA y personal de Protección Civil.

En el lugar fue localizado el cadáver de quien fue identificado como Juan Manuel, de 48 años, quien quedó atrapado debajo de los escombros y murió por traumatismos múltiples.

Por su parte, su hermano Jaime fue trasladado en estado crítico a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde también murió poco después de su ingreso, a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo.

Cabe destacar que en ese mismo nosocomio fue ingresado un niño de 13 años, hijo de una de las víctimas, quien también resultó lesionado, ya que acompañaba a su papá al momento de los hechos.