Durante un operativo llevado a cabo por agentes federales de la FGR, aseguraron una gasera clandestina que estaba operando en la colonia Ojo de Agua y que puso en peligro a decenas de familias, ya que se realizaban maniobras de abastecimiento de combustible a camiones de transporte de personal sin las medidas mínimas de seguridad.
Atendiendo una denuncia ciudadana, la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, a través del agente del Ministerio Público de la Federación, investigó un expendio de venta de gas clandestino que se ubicaba en la colonia Ojo de Agua.
Los agentes federales de la PFM realizaron las investigaciones correspondientes y lograron ubicar el lugar donde se vendía gas como combustible para camiones de transporte de personal.
Incluso, durante la vigilancia que realizaron los policías federales ministeriales, detectaron que por la noche ingresaba una pipa con gas natural que era almacenado en un enorme contenedor.
Asimismo, detectaron el ingreso en horario nocturno, de camiones urbanos, pero principalmente de transporte de personal, a fin de ser abastecidos clandestinamente.
Debido a las irregularidades detectadas, se procedió a dar aviso a la Coordinación Municipal de Protección Civil y a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), por lo que arribaron un grupo de inspectores quienes realizaron las investigaciones correspondientes.
Al confirmarse que el lugar operaba sin la autorización correspondiente en materia ambiental, y sin contar con las medidas de seguridad mínimas, se procedió a su clausura.

¡Participa con tu opinión!