El hombre que fue asesinado a balazos el pasado viernes por la noche en el municipio de Jesús María, era un comerciante que tenía un establecimiento de venta de vinos y licores, a quien aparentemente habían intentado extorsionar en días pasados.

Una de las líneas de investigación en las que trabajan los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, está relacionada con un grupo de extorsionadores que opera en el municipio de Jesús María y quienes desde el pasado mes de febrero solicitan dinero a los comerciantes a cambio de protección.

La víctima fue identificada como Ricardo, alias “el Nigga”, quien contaba con 29 años y vivió en la calle Benigno Chávez y esquina con la calle Beltrán, en la Zona Centro del municipio de Jesús María.

Se estableció que este hombre sufrió un ataque armado directo y lo mataron de varios balazos en cráneo, tórax y abdomen.

La ejecución de Ricardo se registró el pasado viernes a las 21:00 horas, afuera de su domicilio ubicado en el sitio señalado líneas arriba.

Al momento de los hechos se encontraba en compañía de otro individuo de nombre Alfonso, alias “El Toro”, de 41 años, cuando en determinado momento llegaron cuatro sujetos buscando a “El Nigga”.

Cuando éste salió a la calle para ver de quien se trataba, fue atacado a balazos con pistolas tipo escuadra.

La muerte de Ricardo fue instantánea, mientras que Alfonso resultó con dos heridas de bala en una de sus extremidades inferiores, motivo por el cual fue trasladado en una ambulancia del ISSEA a recibir atención médica al Hospital Hidalgo.

Luego de la ejecución se implementó un fuerte operativo en el que participaron policías preventivos de Jesús María y policías estatales, además de agentes de la FGE. A pesar de un rastreo que se realizó por la zona, no se logró dar con el paradero de los sicarios.

Aparentemente, se trata de los mismos sujetos que hace 15 días intentaron ejecutar al propietario de una “cachimba”, ubicada en el poblado de Margaritas, municipio de Jesús María.