Bomberos del Municipio de Aguascalientes, en coordinación con la Policía Municipal, atendieron el reporte de un incendio registrado en una casa habitación, siniestro que dejó únicamente daños materiales.
Aproximadamente a las 06:00 horas de ayer, los cuerpos de emergencia atendieron un reporte en el que solicitaban su intervención, luego de que un domicilio, ubicado sobre la calle José Ángel Cochelo Dávila, del fraccionamiento Manuel Gómez Morín, estaba siendo consumido por el fuego, solicitando, por consiguiente, su intervención. De esa manera, al arribar al lugar, se percataron de que se registraba un incendio, por lo que, al ingresar en el domicilio, observaron que en la parte posterior de un refrigerador se concentraba el fuego, por lo que comenzaron a realizar las maniobras de control y extinción del mismo. De acuerdo con el propietario del inmueble, identificado como Carlos Enrique, de 77 años de edad, la familia que habita el domicilio se encontraba durmiendo en pleno, cuando, en determinado momento, escucharon un fuerte estruendo, percatándose de que el refrigerador se encontraba en llamas, por lo que decidieron llamar a los cuerpos de emergencia para ser auxiliados.
El incidente provocó daños en las paredes y techo, consecuencia del monóxido de carbono, aunque, afortunadamente, no hubo vidas perdidas que lamentar.