Un incendio domiciliario terminó con varios objetos, sin que por fortuna se registraran personas lesionadas. Cuerpos de emergencia se trasladaron hasta calles del fraccionamiento Urbi Villas, donde después de varios minutos lograron controlar y sofocar el fuego.
Alrededor de las 11:05 horas, el número de emergencia 911 atendió el reporte en el que solicitaban su intervención, luego de que se estaba registrando un incendio de una vivienda, ubicada sobre la calle San Camilo. En consecuencia, Bomberos del Estado y Policías Estatales se trasladaron al lugar de los hechos, donde al llegar los socorristas comenzaron a realizar maniobras de control y extinción del fuego. Tras terminar con sus labores, observaron que las llamas alcanzaron a consumir una recámara, tres colchones, además de dos sillones, un televisor y varios objetos más.
En el lugar, lograron entrevistarse con la propietaria del inmueble, quien mencionó que en determinado momento empezó a oler a quemado y al ver las llamas salió de la casa, sin que se pudiera determinar hasta el momento las causas que originaron el fuego. Los daños materiales se cuantificaron en 50 mil pesos.