El fiscal General del estado, Jesús Figueroa Ortega, manifestó la importancia de conocer la causa del desplome del Helicóptero Águila 1, tras dar a conocer los avances de los peritajes en el sitio del impacto.
Informó que, en las últimas semanas, especialistas de la Dirección de Análisis de Incidentes y Accidentes Aéreos continuaron las investigaciones en el sitio, así como de la propia compañía aseguradora de la aeronave y de la propia Fiscalía General de la República.
Detalló que la próxima semana se podría comenzar el retiro de los restos de la aeronave, lo que implica el aseguramiento de algunas piezas y el levantamiento de algunas partes que serán enviadas a Europa para que sean sometidas a otros peritajes por especialistas.
El funcionario manifestó que las armas semi calcinadas que fueron ubicadas hace 2 semanas cerca del sitio del impacto, no corresponden al incidente del helicóptero, sino que forman parte de otros hechos, descartando su vinculación al tema de la aeronave.
Figueroa Ortega enfatizó que las autoridades expertas son las únicas que podrán determinar si el origen del desplome corresponde a cuestiones mecánicas o se puede atribuir a un error humano.
Insistió en que la versión de un testigo sobre supuestos disparos realizados por algunos individuos está totalmente descartada, mientras que la hipótesis de la presencia de pájaros que pudieron afectar al helicóptero es una versión más.
«Es muy importante conocer la causa de la caída porque se manejó el hecho de un tirador o varios tiradores; parece que se va descartando el tema de la parvada, pero se requiere conocer la investigación técnica de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes», afirmó.
El Fiscal consideró que podrían tenerse más detalles del suceso en próximos días, aunque esta información depende directamente de las autoridades federales y los análisis que se generen por los especialistas de aeronáutica involucrados.