Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DEL VATICANO, Vaticano.-El Papa Francisco expresó este domingo su solidaridad con afectados por las inundaciones ocurridas en Tula, Hidalgo, en las que fallecieron al menos 14 enfermos de un hospital.

«Estoy cerca de las víctimas de las inundaciones ocurridas en el estado de Hidalgo, México, especialmente de los enfermos que murieron en el hospital de Tula y sus familias», dijo Francisco en su cuenta de Twitter.

El Papa se refería a las personas que murieron en el Hospital General de Zona Número 5 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) (IMSS) el pasado 7 de septiembre debido a las lluvias torrenciales que desbordaron el Río Tula.

Todos los pacientes que murieron, dos hombres y 12 mujeres, estaban internados por Covid-19, según han reconocido las autoridades.

De acuerdo con Zoé Robledo, director general del IMSS, siete de las víctimas fallecieron por «complicaciones inherentes a la gravedad de su cuadro», otras seis porque no pudieron ser evacuados por sus condiciones clínicas, y un hombre de 84 años que falleció pese a que se le trasladó en un helicóptero.