El regreso a clases presenciales, así sea de manera escalonada, dará un respiro al pequeño comercio, sobre todo al giro de las papelerías, pero también se tiene la esperanza de que brinde actividad a los negocios ubicados en el primer cuadro de la ciudad, manifestó la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Centro (Acocen), Perla Romo Sánchez.

Desde el inicio de la pandemia, el sector comercio ha respetado las decisiones de las autoridades y ahora no será la excepción, pero el tema del regreso a las aulas, así sea con grupos reducidos, dará un aliciente a los comercios y al transporte, pues “la mayoría de las rutas entran al centro; entonces, ya queremos que suceda. La expectativa es positiva”.

Refirió que, en la actualidad, al menos los comercios del centro han recuperado sus ventas, tal vez en un 75%, en comparación con lo que se tenía en 2019, pues en 2020 la gran mayoría se desplomó y, todavía en los primeros meses del año, estuvieron bajas, pero ahora se nota mejoría.

Los comerciantes tienen una actitud positiva porque han podido mantener el trabajo y, poco a poco, han logrado la contratación de personal que fue suspendido por la pandemia; “seguimos los protocolos de salud con las medidas para que este semáforo siga en verde y, así, la reactivación sea permanente”.