Vecinos de la colonia Ferronales denunciaron que de manera arbitraria, las autoridades estatales reanudaron las obras de perforación de la calle Servando Canales, cuando apenas el miércoles por la tarde les entregaron un escrito con detalles técnicos de las acciones a realizar, sin que aún pasen los 5 días hábiles que acordaron para que sea analizado por peritos especialistas.

La mañana de este jueves sin aviso alguno, alrededor de 4 máquinas se apostaron sobre dicha vía, la cual fue cerrada para comenzar la perforación para meter polines y hules de color negro y comenzar a abrir la mitad de la calle donde meterán tubería que tiene que ver con líneas de agua potable de la planta tratadora, así como una línea de retorno, conocida como de agua morada, según lo señalado por los vecinos. “Son 4 líneas que planean hacer, ninguna es para los vecinos, el objetivo es para regar las nuevas áreas que están construyendo del hotel y la parte comercial que se construye, así como del Deportivo Ferrocarrilero”.

Ante dicha acción, consideran que la autoridad estatal incumplió con el acuerdo del pasado 22 de julio, en donde se indicó que tras la entrega del documento técnico de las obras, se darían 5 días hábiles para analizarlo con peritos especialistas y luego pudieran comenzar. “Entregaron un escrito que no se firmó de recibido porque no hay un representante de los colonos como tal. Necesitamos juntarnos todos para que todos lo recibamos, de todas formas lo dejaron y están tomando esa acción como respuesta”.

Los vecinos dicen seguir sin tener respuesta de la autoridad estatal respecto a las obras en el Complejo Tres Centurias que se construyen frente a sus domicilios en cuanto al hotel y algunos locales comerciales, las cuales consideran que van a perjudicar la vocación habitacional y el patrimonio de la colonia Ferronales, por lo que no descartan interponer algún recurso legal ante la falta de compromiso de las autoridades hacia la ciudadanía. “Según dicen, quieren abrir una puerta aquí para usarnos como traspatio de que pueden entrar al hotel por la colonia Ferronales. No vamos a dejar que destruyan nuestra colonia, no es interés económico personal sino patrimonial de México, queremos que sea muestra de la identidad de los aguascalentenses”.