Con el objetivo de que ningún alumno en educación básica se quede imposibilitado de continuar con sus estudios durante la pandemia, el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo entrega de 500 dispositivos electrónicos, que serán donados a alumnos necesitados.

La campaña “Que nadie se vaya de la educación” tiene como objetivo que tanto dependencias públicas, iniciativa privada y la sociedad en general, puedan realizar donaciones de equipos de cómputo, teléfonos inteligentes y tabletas, que sean útiles a los estudiantes. De acuerdo a estimaciones de las mismas  autoridades, 4 de cada 10 alumnos desde preescolar y hasta secundaria, no cuentan con dispositivos electrónicos para tomar clases en línea, por lo que el mandatario invitó a las personas para que de ser posible puedan contribuir en la donación de algún equipo.

“Estamos hablando que de 250 mil estudiantes, al menos cien mil, que es todo un mundo, no tienen acceso a algún aparato o equipo que se requiere para tomar sus estudios. Vamos a buscar la aportaciones de todos”, puntualizó el mandatario. (Rubén Torres Cruz/ Heraldo Digital)