Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A 16 días de cerrar el plazo, la organización Que Siga la Democracia entregó al Instituto Nacional Electoral (INE) un millón 68 mil 157 firmas en formatos impresos para solicitar la consulta de revocación de mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Mientras que en la aplicación móvil, el INE ha recibido otros 830 mil 456 apoyos, los cuales ya pasaron un primer filtro, pero falta revisar si entre los promotores hay duplicados.
Los interesados tienen hasta el 25 de diciembre para reunir 2 millones 758 mil 277 firmas válidas –equivalentes al 3 por ciento de la Lista Nominal nacional– para que el organismo electoral pueda convocar a una consulta de revocación y que se realizaría el próximo 10 de abril.
A partir del 26 de diciembre, el Instituto comenzará a contabilizar los apoyos impresos, una vez que contrate a cientos de personas para digitalizar las rúbricas, y se puedan contrastar con la Lista Nominal, además de que revisarán manualmente las irregularidades.
La presidenta de Que Siga la Democracia, Gabriela Jiménez, informó que la entrega es la primera de tres que planean hacer antes de que venza el plazo.
Aseguró que con estas firmas, 11 entidades –de las 17 obligatorias– ya llegaron al 3 por ciento de su Lista Nominal: Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Aguascalientes, San Luis Potosí, Hidalgo, Baja California Sur, Ciudad de México, Campeche, Estado de México y Chiapas.
En los próximos días, prometió, serán Sinaloa, Coahuila, Guerrero, Michoacán, Morelos, Tamaulipas, Colima, Sonora, Baja California y Chihuahua.
Las firmas se entregaron en la sede central del INE, en 261 cajas, y aseguran que la meta son 4 millones de firmas.
Al negarse a usar la aplicación móvil para reunir los apoyos, los simpatizantes de López Obrador usaron formatos impresos, por lo que el órgano electoral obligó a que cada firma lleve una copia de ambos lados de la credencial de elector del interesado.
«Imagínate estar en un módulo o comunidad y decirles que vayan por una copia. ¿Cómo le haces en comunidades donde no hay papelerías? Son trabas», indicó Jiménez en entrevista.
«Con la aplicación se tiene que capacitar a la gente, no tienen internet, no tienen teléfono inteligente. Se ha complicado bastante el uso de la aplicación, creemos que el 10 por ciento de las firmas son con la aplicación, las demás son físicas».
La ex candidata a una diputación federal por Morena insistió en que los recursos para el traslado, cajas, lonas, folletos, playeras, gorras y demás material propagandístico fueron comprados con los recursos de los simpatizantes del Mandatario federal.

¡Participa con tu opinión!