Eduardo Alfredo Pérez Ruiz
Agencia Reforma

Las recientes lluvias exhibieron vicios ocultos en edificios reconstruidos o rehabilitados tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la CDMX.

Filtraciones de agua hacia departamentos y hacia el elevador se reportaron, por ejemplo, en los edificios de Pacífico 223, en Coyoacán y, en Ámsterdam 27, en Cuauhtémoc.

El 19 de septiembre de 2021, la Comisión para la Reconstrucción de la CDMX entregó el edificio de Pacífico 223.

«Para 40 familias de Pacífico 223, Coyoacán, ¡hoy fue un día muy especial!», tuiteó ese día la Comisión.

Pero de 40 departamentos, sólo ocho familias damnificadas regresaron a sus casas debido a la falta de servicios en el edificio.

El inmueble no tiene equipo de bombeo hidráulico para llenar tinacos o cableado eléctrico definitivo, lo que les ha impedido hacer contratos con la CFE.

Incluso, por un tiempo, la constructora decidió colgarse de la luz para que los departamentos tuvieran el servicio.

Los damnificados del edificio de Ámsterdam 27, el cual fue «entregado» el pasado 24 de septiembre, padecen una situación similar.

Las familias han videograbado cómo se filtra la lluvia en techos de los departamentos y en los focos. Además de que las losetas están fisuradas.

Jabnely Maldonado, titular de la Comisión de Reconstrucción, aseguró que las empresas que se encargan de la restauración de edificios dañados por el 19S dejan una fianza para corregir posibles vicios ocultos.

Maldonado aseguró que fue alertada de los desperfectos a través de redes sociales.

«Hay un procedimiento que se hace, se reportan las fallas con su evidencia y son calificados como vicios ocultos que tengan que ver con el funcionamiento de la casa», dijo en entrevista.

«Se notifica a la empresa para que se asuma la responsabilidad de la reparación o, en su caso, se tenga que ejecutar una fianza de vicios ocultos».

De Pacífico no hay ningún reporte. «Pero estaremos atentos de tenerlo», agregó.

Agregó que en este inmueble todavía hay proceso de cierre para servicios que se aplazaron por la certificación de las empresas con las que los contratan.

SIN OPCIÓN

Isabel fue de las pocas damnificadas que regresó a Pacífico 223. La decisión la tomó porque ya no podía seguir pagando 10 mil 500 pesos mensuales de renta por un departamento amueblado, pues no pudo sacar sus pertenencias.

«Yo me vine a vivir porque ya no podía pagar renta y dije ‘nos aguantamos’, por ejemplo, cuando nos quedamos sin agua, dije ‘auxilio, socorro, no tenemos agua’.

«De repente nos quedamos sin agua y algo muy grave es que no hay motores para sacar los desechos de los baños, luego lo sacan a palas», explicó.

Damnificados de Pacífico 223 detallaron que en febrero les fue cancelado el apoyo de renta de 4 mil pesos que recibían. Ayer, a los colonos se les notificó que reanudarían el apoyo de forma retroactiva.

La empresa a cargo de las obras se llama Oyameles. Damnificados consideran que la CDMX debería haber sanción, pues lo que para los constructores es una demora en un plan de trabajo, para ellos es un calvario.

¡Participa con tu opinión!