Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Damnificados de las inundaciones en Tabasco se aglomeraron el fin de semana en las seis sedes que eligió el Gobierno federal para entregarles los apoyos de 10 mil pesos.
Las filas, sin la debida distancia sanitaria para evitar contagios de Covid-19, se formaron desde el sábado, aunque la entrega comenzó ayer domingo.
Aunque hubo presencia de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional, los agentes no evitaron el desorden y el riesgo.
«Hay mucha aglomeración, muchos usan cubrebocas correctamente, pero otros no, las personas de la tercera edad están sufriendo mucho, no hay baños para todos», dijo Víctor Manuel Álvarez Pérez, habitante de Villahermosa, quien acudió a Parque Tabasco.

¡Participa con tu opinión!