Los períodos de campaña representan un desafío no solo para los candidatos a cargos de elección popular, sino también para la ciudadanía, ya que nos instan a informarnos y elegir entre las diferentes propuestas, contrastarlas y tomar una difícil decisión. En ese sentido, es imperativo que la ciudadanía esté al corriente de los posicionamientos de los candidatos, y no solo dejarse llevar por promesas vacías. En mi caso particular, tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por el gremio de abogados en Aguascalientes para escuchar las propuestas del candidato Leonardo Montañez, quien busca la reelección en el ayuntamiento del municipio capital. Por ello, en esta ocasión desglosaré mi opinión en cuanto a sus posturas y su perfil en contraste con el resto de los aspirantes a la alcaldía.
Antes de iniciar, es necesario recalcar que, a pesar de que el evento estaba dirigido hacia los operadores jurídicos radicados en el municipio, nosotros también tenemos un posicionamiento ciudadano que nos afecta y nos involucra sustancialmente con la administración pública municipal. Por ello, es fundamental que los integrantes de esta comunidad tengamos un ojo crítico y propositivo sobre las propuestas para enriquecer el debate público, desde nuestras experiencias personales y profesionales (en pocas palabras, no esperar que el debate se concentre estrictamente en temas jurídicos). En ese tenor, el candidato se presentó ante la comunidad y explicó tanto el trabajo que realizó en su encargo como alcalde (del cual voy a destacar un punto más adelante) como las propuestas que más se relacionan con la actividad jurídica de los presentes, para posteriormente abrir el foro a una sección de preguntas y respuestas.
El tema de la remunicipalización del servicio de agua fue su proyecto clave a lo largo de su gestión y, tal como lo apuntó en su primera contienda, impulsó el proceso (administrativo y jurídico) de instalar el Modelo Integral de Aguas de Aguascalientes (MIAA) e iniciar la contienda jurídica con la concesionaria en defensa del municipio para darle marcha a MIAA. Explicó cómo se ha impulsado la infraestructura en materia hídrica con la construcción de mega tanques de almacenamiento, la generación de nuevos pozos, rehabilitación de los que siguen operativos a lo largo de la ciudad, así como su mantenimiento y la ingeniería detrás de la distribución del agua en todo el municipio. Derivado de lo anterior, detalló que se efectuaron programas para buscar la optimización del servicio hídrico en las escuelas de la entidad (con el apoyo del IEA), una acción que me parece un acierto en el sector educativo dado que una de las prioridades de la infraestructura educativa es garantizar el acceso al agua y los servicios sanitarios. Estas acciones ejemplifican la actividad interestatal partiendo de las facultades concurrentes en materia educativa y que deberían ir en aumento a pesar de que los municipios no se encarguen directamente del servicio educativo. Sin embargo, sería importante que también se plantearan acciones para combatir el rezago educativo, estableciendo programas de nivelación en las bibliotecas municipales (o bien, habilitar espacios del municipio) de la mano de la ciudadanía a través de programas de servicio social, prácticas profesionales e incluso proponer una colaboración con instituciones como CONAFE para atender dicha problemática (desde la capacitación hasta la acción).
Por otra parte, el candidato mencionó la ampliación de los servicios de atención psicológica a través de la creación del Instituto Municipal de Salud Mental Municipal (IMASAM) y los Centros de Infancia Feliz para atender la salud mental de las niñas y niños (una política pública en materia de infancia que es fundamental para garantizar su desarrollo integral). El año pasado, en conjunto con un grupo de estudiantes representantes de la comunidad universitaria, tuvimos la oportunidad de conversar con Leonardo Montañez para buscar la posibilidad de ampliar la cobertura del servicio de atención psicológica (lo anterior ante la fuerte demanda de la comunidad estudiantil en que se abordara este tema dentro y fuera de la comunidad). Derivado de dicha reunión, no solamente salimos con un proyecto de colaboración interinstitucional, sino también nos percatamos de la apertura que tuvo el candidato mientras fue alcalde para abordar el tema y trabajar con los estudiantes. Hago esta precisión porque hay una enorme diferencia entre “prometer” colaborar con la comunidad universitaria en la atención de problemas públicos y “atender” directamente dichas inquietudes con proactividad, una aptitud que de los candidatos a la alcaldía Leo Montañez es el único que puede afirmar que la tiene. Ahora, volviendo al terreno de las propuestas, con la expedición del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares a nivel nacional, los mecanismos alternos de solución de conflictos (MASC) también estarán a cargo de los municipios. Derivado de ello, el candidato planteó instalar centros municipales de mediación como parte de un eje que amplíe el acceso a la justicia local (una de las tareas pendientes en los tres niveles de gobierno), así como ampliar las redes de colaboración con el gremio de abogados en dicha tarea.
En síntesis, contrastando los resultados y propuestas del candidato con relación al resto de los aspirantes (quienes se enfocan en iniciativas encaminadas a replicar programas federales, como becas o apoyos económicos e incluso, como plantea la candidata de Morena Martha Márquez apostar por una austeridad municipal que se traduce más a una desatención a las necesidades de la población), creo que la sostenibilidad de los resultados que ha tenido la gestión de Leonardo Montañez es una opción válida y necesaria para el municipio. Lo anterior lo sostengo desde la óptica crítica hasta la experiencia personal, creo que se debe apostar por gestiones profesionales y que no se encaminen a la improvisación, que atiendan a la ciudadanía sin descuidar la prestación de los servicios públicos e incluso se amplíe la actividad municipal en actividades concurrentes como es el sector educativo. Aún quedan un par de semanas de campañas, sin embargo, yo ya tengo claro cuál es la opción más viable para la alcaldía.