Entre los diez mejores

Las competencias siguen su rumbo en Cali, Colombia, hogar de los Juegos Panamericanos Junior que ha resultado una bocanada de aire fresco para ver a los deportistas jóvenes del continente mostrar su talento. Ayer el ciclismo de montaña tuvo su único día de competencia con dos atletas de Aguascalientes participando, Adair Gutiérrez y Esteban Herrera Ochoa, ambos con un nivel importante que permitía soñar con una segunda medalla aguascalentense luego de que Ridley Malo Villalobos se convirtiera en el primer atleta en conseguirlo el pasado viernes.
Tal y como se esperaba, la competencia fue muy peleada con ciclistas jóvenes de diferentes países que impusieron un ritmo de carrera exigente que sumado a las condiciones de la pista causó una prueba durísima. Tanto Prieto como Herrera estuvieron siempre peleando para mantenerse con el pelotón que iba al frente, pero fue imposible pelear sobre todo por la cima de la competencia que fue dominada por el chileno Martín Vidaurre que se llevó la medalla de oro con cuatro vueltas de ventaja sobre el segundo lugar.
La medalla de plata se fue para Nelson Duván Peña de Colombia que aprovechó estar en casa, mientras que el bronce se lo quedó el brasileño Gustavo de Oliveira. El mejor posicionado fue Esteban Herrera Ochoa que estuvo cerca de pelear por una medalla terminando en el sexto sitio de la prueba, en tanto Adair Prieto finalizó en el décimo puesto. Ambos pedalistas se quedaron cortos en el sueño de obtener una presea panamericana, pero cumplieron con un buen papel al terminar entre los diez mejores del continente en una prueba tan demandante como la del ciclismo de montaña.

¡Participa con tu opinión!