El Modelo Integral de Aguas de Aguascalientes no tiene contabilizados cerca de 60 millones de metros cúbicos, la mayoría de ello a causa de tomas irregulares, informó Jesús Vallín Contreras, director general del organismo.
Por ello instó a quienes tienen estas conexiones a que se acerquen a cualquiera de sus oficinas para encontrar el mejor esquema de regularización. Además de la problemática de las tomas ilegales, el director de MIAA abordó la necesidad de concienciar a la población sobre el cuidado del agua potable dentro de sus hogares.
Destacó que muchas veces, altos consumos registrados se deben a fugas internas significativas que pueden detectarse a tiempo y repararse para evitar mayores desperdicios.
«Estamos recibiendo un número considerable de solicitudes de vecinos cuyos recibos de agua llegan más altos de lo esperado, principalmente por fugas internas. Es crucial que detectemos estas fugas a tiempo y trabajemos en soluciones conjuntas con los usuarios para mantener una relación comercial beneficiosa para ambas partes», añadió Vallín Contreras.
Sobre la preocupación de los usuarios respecto a la tardanza en reparar obras inconclusas, especialmente aquellas que dejan expuesto el pavimento tras los trabajos, explicó que normalmente después de reparar una fuga es necesario dejar un periodo para asegurar que la reparación sea efectiva y que el área esté completamente seca antes de cerrar la obra. Sin embargo, se están implementando mejoras en los procesos de señalización y atención de obras inconclusas.