En la ciudad de Aguascalientes hay poco más de 15 casos de acumuladores de animales y en los municipios foráneos la cifra es mucho mayor, lo que se convierte en un problema de maltrato, el cual debe ser tratado de manera integral, así lo señaló Felipe Márquez Muñoz, gerente de Programas contra la Crueldad Animal de Humane Society International.

Al referirse al más reciente operativo realizado por la Proespa en el municipio de Jesús María donde fueron rescatados ocho mascotas adultas y tres cachorros que estaban a cargo de una persona acumuladora, pero en condiciones de higiene no óptimas, el activista calificó de positivas dichas acciones de la autoridad porque ayudan a combatir el maltrato animal.

Subrayó que los casos de acumulación son muy frecuentes en el estado y muy poco estudiados en el país. Indicó que no se descarta que haya más casos en Aguascalientes, ya que de acuerdo con la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, hay por lo menos unos 15 casos detectados en el municipio capital y en los municipios foráneos la cifra se iría mucho más arriba.

Afirmó que generalmente es muy difícil que un acumulador acepte que tiene un problema y es complicado que la gente a su alrededor o sus propios familiares lo denuncien, ya sea por vergüenza o por no aceptar que está mal. “Hay un montón de conductas para ese tipo de casos que se han estudiado y analizado y que nos llevan a darnos cuenta de que el problema existe y se trata poco”.

Por lo anterior, dijo que es importante trabajar más en la educación y en la conciencia de la gente para hacerle entender que la acumulación existe, es un problema y es una situación de maltrato animal, que debe ser tratado de manera integral. “El acumulador no actúa necesariamente con dolo ni con ganas de hacerle daño a los animales, pero la gran mayoría los tienen porque están abrumados debido a una situación, por lo que ellos conocen o ven y eso los lleva a tener ese tipo de conductas. Son personas que tienen que ser atendidas y los animales deben ser rescatados”.