Ayer, en sesión de la Diputación Permanente, la legisladora Mónica Janeth Jiménez Rodríguez planteó un pronunciamiento con carácter de urgente y obvia resolución, para que por parte de la LXIV Legislatura del Estado de Aguascalientes, se pida al senador Porfirio Muñoz Ledo, ofrezca una disculpa pública a su homóloga Martha Márquez Alvarado, y que en lo subsecuente se conduzca en forma apropiada, evitando conductas de discriminación y violencia, garantizando en todo momento el respeto irrestricto a los derechos fundamentales de las mujeres.
Expuso que durante el desarrollo de la pasada sesión de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Senado de la República, la senadora por Aguascalientes, Martha Márquez Alvarado, del PAN, hizo uso de la tribuna para expresar un posicionamiento sobre el desabasto de gasolina; ante ello, recibió comentarios desafortunados y ofensivos por parte del presidente de la Comisión de referencia, Muñoz Ledo, quien con la finalidad de concluir con la participación de la senadora, señaló que: “hay un límite de tolerancia materno-infantil”, con lo que, dijo, quedan de manifiesto las prácticas misóginas y la violencia que se ejerce en contra de las mujeres y niñas por parte del legislador.
Lo anterior, destacó, resulta por demás inaceptable, puesto que vulnera a todas luces los derechos de la senadora y su hija, violentando el marco normativo, incluso los principios de constitucionalidad y legalidad que deben regir en su actuar como legislador y como servidor público. “Conforme a los diversos instrumentos Internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, debe garantizar la igualdad a las mujeres y eliminar todo tipo de prácticas discriminatorias contra ellas”.
Además, comentó que de acuerdo a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Muñoz Ledo cometió violencia institucional en contra de la senadora, tal como lo señalan los artículos 18, 19 y 20 de la Ley de referencia. Puesto a votación el pronunciamiento, fue rechazado por el voto en contra de la legisladora Érica Palomino Bernal; se requería votación unánime.