Al revelar que el Ayuntamiento de Aguascalientes tiene registrados noventa y tres fraccionamientos inconclusos y no aptos para ser municipalizados, el secretario de Desarrollo Urbano, Jaime Gallo Camacho, informó que por cuestión humanitaria han intervenido en esos espacios habitacionales para dotarles de alguno de los servicios públicos.

Aseveró que alrededor de 18 mil familias viven en esos fraccionamientos y colonias, los cuales por una diversidad de factores no lograron la municipalización, incluso algunos datan desde hace 46 años y otros tienen 20 años, por lo que no cuentan con vialidades, redes de agua potable y alcantarillado o alumbrado público. Asimismo, comentó que varios de los desarrollos habitacionales, especialmente los ubicados en la periferia citadina, no cuentan con condiciones de seguridad pública, equipamiento urbano, servicios públicos o educativos. Esto propicia que las familias se salgan de ellos.

“Frente a esa situación, la autoridad tendrá que tomar la decisión de emprender un proceso de municipalización para encargarse formalmente de su atención, porque es un hecho que el desarrollador habitacional no se responsabiliza, incluso ya desaparecieron las empresas, los habitantes tampoco le quieren invertir, y el municipio no puede intervenir pues hay procesos legales abiertos”.

EMBAUCADORES. Jaime Gallo Camacho indicó que muchas de esas viviendas no municipalizadas se encuentran deshabitadas y alertó a las familias capitalinas a no dejarse sorprender por despachos de abogados o asociaciones civiles fraudulentas que dicen asesorar a las familias para que ocupen legalmente esas casas que se quedaron solas.

“Estas organizaciones mienten a quienes caen en sus manos y les cobran una renta, pues fungen como presuntos propietarios cuando en realidad es una vivienda en indefinición jurídica. En algún momento los van a requerir y a desalojar”, advirtió finalmente.