Claudia Guerrero, Isabella González y Jorge Meléndez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En acuerdo con los sectores obrero y patronal, el Gobierno federal propuso una reforma a la Ley del Seguro Social que modifica el esquema de pensiones, al bajar a 750 las semanas obligatorias de cotización y aumentar el monto de retiro en un 40 por ciento, con la mayor aportación de las empresas.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció el acuerdo con el sector laboral, representado por la CTM y el impulso de la iniciativa privada, a través del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
Carlos Salazar, presidente del CCE, admitió que la mayor parte de la carga financiera recaerá sobre las empresas, pues las aportaciones patronales son las únicas que registrarán un incremento real para mejorar las condiciones de retiro.
“Actualmente el patrón aporta el 5.15, vamos a pasar a aportar ahora casi el 14 por ciento. La cuota social de 0.225 por ciento que aporta el Estado va a mantenerse y el trabajador sigue aportando el 1.125 que aporta el día de hoy. Entonces, esa es la gran diferencia. Ustedes ven que el aumento importante está viniendo del sector empresarial”, dijo Salazar, en Palacio Nacional.
Las empresas mexicanas podrán sobrellevar ese incremento por la gradualidad de su implementación, agregó más tarde, en entrevista con REFORMA.
“El nuevo esquema empieza a correr hasta el 2023 cuando pase la pandemia y va ir sumando un punto adicional durante 8 años. Nuestra sugerencia a todas las empresas es que (el punto porcentual) se negocie dentro del paquete de las prestaciones. Es decir, si le ibas a dar 7 por ciento de aumento al trabajador, darle 6 por ciento al salario y un punto se lo dejas en el cochinito”, detalló.
Salazar aseguró que la IP sugirió que el sistema de ahorro para el retiro mexicano tenga revisiones periódicas.
El Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, explicó que para conseguir un aumento total en la aportación de 6.5 al 15 por ciento del salario, se registrará un incremento paulatino de la aportación patronal partiendo de 5.15 por ciento hasta llegar a 13.87 por ciento. Con ello, las empresas aportarán 90 mil millones de pesos adicionales al sistema de retiro.
Tanto el Presidente como el Secretario de Hacienda dejaron en claro que los montos de las aportaciones del Gobierno federal y de los trabajadores para el ahorro no se modificarán, y resaltaron que la Administración federal destina anualmente 100 mil millones de pesos para pagar la pensión universal de Adultos Mayores.