La Diócesis de Aguascalientes se refirió a los índices del suicidio registrados en el año en nuestra entidad, que lo colocan como una de las entidades con el mayor número de casos, con cerca de 180. El clero lamentó que el problema creció a pesar de los esfuerzos realizados por las autoridades del sector salud en esta materia. Ante ello, la Iglesia Católica local incorporará un área especial dentro de su Centro de Atención Oasis para el cuidado de personas con problemas mentales.
El Obispo José María de la Torre Martín detalló que originalmente el proyecto Oasis -el cual arrancó con la colocación de la primera piedra durante el pasado mes de octubre- tenía contemplado un espacio para enfermos terminales, así como para personas enfermas y abandonadas. Sin embargo, consientes de que los suicidios cada vez van a la alza, la Iglesia Católica se ha visto en la necesidad de readecuar el proyecto original y destinar un espacio digno para la atención profesional e integral en los casos más graves por males mentales.
«En ocasiones las personas con problemas mentales y con conductas suicidas van al doctor y no tienen medicinas. Se tardan mucho tiempo en que les den sus medicamentos, y mientras eso pasa los enfermos se quedan en casa, deprimidos y angustiados”.
El Centro de Atención Oasis estará ubicado en las inmediaciones del Hospital Miguel Hidalgo en un terreno de una hectárea, el cual en un lapso de dos años podría estar habilitado para dar atención a las personas que así lo requieran. Su edificación será posible gracias a donativos realizados en las iglesias, además del apoyo del sector empresarial. «Estamos tramitando que los donativos sean deducibles de impuestos. Todos debemos de cooperar, con un peso. Es un espacio pensado para atender a los sectores vulnerables», explicó.
Finalmente, el jerarca católico lamentó los considerables casos que se han registrado en la localidad, y exhortó a la comunidad cristiana a hacer oración para frenar esta problemática y alcanzar la luz, vida y esperanza.