Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Jul.- Rejas metálicas fueron colocadas en dos zonas de Ciudad Universitaria (CU) en donde existe registro de venta de drogas.
A tres días de que se reinicien labores administrativas en el campus, se han colocado casi 500 metros de reja metálica en el parque localizado justo en la entrada del Metro Universidad, en la zona conocida como Los Bigotes.
“Este espacio será rehabilitado para el beneficio y disfrute de los universitarios”, indican dos mantas colgadas de árboles.
En tanto, en la zona de Los Frontones, cerca de la Facultad de Ingeniería, las autoridades colocaron aproximadamente un kilómetro de reja para resguardar los dos lados de la ciclovía que cruza el área deportiva de CU.
REFORMA publicó que en estas dos zonas, además de otros puntos de venta como Las Islas y el Pasillo Verde, operan entre 40 y 50 narcomenudistas.
En entrevista, miembros de la comunidad universitaria expresaron su inconformidad con la instalación de rejas metálicas.
“La Rectoría no ha explicado qué pretende con esa medida”, reprochó Mario Mendoza, secretario general de la Central de Estudiantes Universitarios.
“Nosotros consideramos que este tipo de acciones, en lugar de resolver un problema, buscan controlar a los estudiantes”.
Las rejas, advirtió, no impedirán que el narcomenudeo persista dentro del campus.
“Nada más aparentan que Rectoría está haciendo algo”, comentó.
“Si cercan una zona, se van a ir a otra”.
Jorge Fernández, instructor de montañismo en la casa de estudios, señaló que las rejas acaban con el espíritu de libre tránsito que tiene la institución.
“Creo que es una medida de seguridad errónea, más cuando las propias autoridades permitieron que se vendiera droga y que creciera la violencia de la UNAM”, manifestó.