Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) anuló ayer normas de Yucatán y San Luis Potosí que castigaban con prisión el ciberacoso y la venta de armas de juguete parecidas a las armas reales, respectivamente.
El pleno de la Corte encontró, en ambos casos, un problema recurrente en los Congresos locales, que es la falta de claridad al redactar leyes penales o la penalización de conductas leves que pueden ser combatidas por otros medios.
En el caso del ciberacoso, Yucatán lo penalizó a partir de marzo 2020, castigando a quien intimide y asedie a cualquier persona, a pesar de su oposición, por medio de redes sociales, mensajería instantánea, correo electrónico o cualquier otro medio digital, mediante el envío de mensajes de texto, videos, impresiones gráficas, sonoras o fotografías.
La Corte estableció que los verbos «intimidar» y «asediar», así como la omisión de prever la intención de causar un daño en la norma, no permitían conocer con suficiente claridad la conducta que se pretendía sancionar, pues toda clase de mensajes o publicaciones que resulten molestas o agresivas para alguien podrían calificar como delito.
Varios ministros enfatizaron que no se oponen a la penalización de esta conducta, que consideraron grave, sino sólo a la forma en que fue legislada en Yucatán.
En cuanto a la venta de juguetes que sean réplicas de armas reales, tipificada como delito en San Luis Potosí a partir de noviembre de 2020, los ministros determinaron una violación al principio de mínima intervención penal, según el cual sólo las conductas más serias deben ser castigadas con cárcel.
«Se trató de una medida legislativa desproporcionada e injustificada, pues si bien a través de ella se buscaba proteger a la sociedad, se castigaba por la vía penal, que es la más severa con que cuenta el estado, una conducta que por sí misma no generaba un daño o lesión», afirma la sentencia.
Con los fallos se tendrán que cancelar todos los procesos penales en ambas entidades por los acusados de estos delitos, si es que existe alguno.

¡Participa con tu opinión!