Emilia Martínez
Agencia Reforma

NUEVA YORK, Estados Unidos.-Los portadores de armas de fuego en EU se están enfrentando a una pesadilla: escasez de municiones.

De acuerdo con el sitio de noticias Vice News, los tenedores de armas se avisan a través de TikTok de los lugares que recientemente reabastecieron sus suministros.

Con la etiqueta #ammoshortage (escasez de municiones), dice Vice, estos usuarios comparten fotos de anaqueles vacíos, o presumen sus amplias reservas de balas y cartuchos. Otros “ofrecen soluciones creativas a la escasez como atropellar gatos monteses o estrangular pavos salvajes en lugar de dispararles”.

De acuerdo con el portal, una “tormenta perfecta de factores” contribuyó a esta escasez.

El año pasado, las compras de armas de fuego marcaron récord. Entre marzo y septiembre de 2020, las ventas se dispararon en 91 por ciento respecto al mismo periodo del año previo, en medio de las masivas protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd. La demanda subió también luego que el demócrata Joe Biden, quien buscar endurecer el control de armas, ganó la elección presidencial. Se vendieron 15.1 millones de armas.

Sin embargo, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19, los envíos internacionales de materiales utilizados en las municiones se retrasaron. En estados donde no eran considerados negocios esenciales, agrega Vice, los productores tanto de armas como de balas y cartuchos debieron parar operaciones.

Y la situación podría no resolverse pronto. John Taylor, dueño de una tienda en Las Vegas, dijo que ya fueron avisados de que los productores no regularizarán las entregas por al menos un año.

“La gente compró armas de fuego a un número récord el año pasado. Aunado a ello, no nos han reabastecido de armas, y tampoco nos han reabastecido de municiones”, declaró.

“Y esta gente que compró armas las sacó y disparó, y luego vieron que se gastaron todas sus municiones”.

De acuerdo con Taylor, otro factor que contribuyó al récord de venta de armas de fuego el año pasado fue la pandemia de Covid-19, cuando empezaron a difundirse en EU las imágenes del confinamiento en China.

“Y luego tuvimos la escasez de papel higiénico, eso sumó al pánico”, añadió.