Ahora fue en el municipio de Asientos donde policías preventivos y policías estatales frustraron una extorsión telefónica, de la cual estaba siendo víctima una pareja de adultos mayores.
Los hechos se registraron el pasado sábado a las 13:00 horas cuando en el servicio de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que una familia que vive en el poblado de Lázaro Cárdenas, en el municipio de Asientos, estaba siendo extorsionada por supuestos integrantes de la delincuencia organizada.
Los policías estatales y policías preventivos de Asientos se trasladaron al lugar de los hechos, donde se entrevistaron con la víctima, quien manifestó que estaban recibiendo llamadas telefónicas donde les exigían que depositara una fuerte suma de dinero, a cambio de liberar a sus progenitores que supuestamente estaban secuestrados.
Señaló que el señor Felipe, de 68 años y su esposa Ofelia, de 67 años, habían salido del domicilio y desconocían su paradero.
Así mismo, señaló que la persona que estaba realizando las llamadas le había ordenado que se trasladara al municipio de Loreto, Zacatecas y realizara el depósito del dinero en una tienda Coppel.
Con apoyo de la Policía Cibernética se implementó un operativo de búsqueda y fue hasta el domingo a las 11:15 de la mañana, cuando la pareja de ancianitos fue localizada sobre la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas cuando viajaba a bordo de un vehículo de alquiler.
Cabe destacar que el señor Felipe señaló que fueron obligados a salir de su domicilio mediante engaños, ya que recibió una llamada telefónica en la cual un sujeto que decía ser integrante de un grupo delictivo, les informó que estaban involucrados en un desvío de dinero que le pertenecía a la delincuencia organizada, por lo que si no querían que mataran a toda su familia, debían trasladarse al municipio de Loreto, Zacatecas, donde se hospedarían en un hotel y en ese lugar tenían que permanecer hasta recibir nuevas indicaciones.
Señalaron que así lo hicieron y se quedaron esa noche, pero al día siguiente optaron por abandonar el hotel y regresar a su domicilio, siendo que en el trayecto se toparon con las patrullas de la Policía Preventiva de Asiento y pidieron ayuda a los oficiales.