A lo largo del 2020 y en lo que va del año, un total de 145 menores de edad han sido localizados en una condición de perdidos, abandonados o puestos a una disposición de resguardo al momento en que sus padres son detenidos por las corporaciones policiacas, informó el director de Justicia Municipal, Carlos España Martínez.
Indicó que todos estos niños son atendidos en la Estancia Infantil de Justicia Municipal, aquí ingresan menores de hasta 10 años de edad, y se ha atendido a 12 bebés de seis a ocho meses de edad que fueron puestos a protección de esta autoridad al ser detenidos sus padres.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario capitalino mencionó que se trabaja coordinadamente con el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) para notificar los casos en situaciones extremas de violencia de los papás hacia la familia, en donde se investiga y de ser necesario se les quita la custodia.
CASO POR CASO. Aclaró que los 145 casos son notificados al DIF estatal para su conocimiento mediante una ficha técnica de trabajo social y de psicología, y esa institución se encarga de analizar los casos y determinar el tipo de seguimiento que debe llevar cada menor de edad, en caso de presentarse alguna reincidencia se toman medidas más severas.
En todos los casos se realiza una visita domiciliaria a los menores por parte del DIF Estatal, aunque la Dirección de Justicia Municipal desconoce el seguimiento de esos casos de los infantes.
Carlos España Martínez señaló que la Estancia Infantil de Justicia Municipal atiende y resguarda a esos menores de edad que deambulan en las calles al extraviarse tras salirse de sus casas, también por situaciones de abandono por parte de los padres, por vender cosas en las calles o por estar en la vía pública a altas horas de la noche o la madrugada.

“Este resguardo sucede mientras se presenta un familiar en línea directa de la madre y en caso de no acudir se le da entrada a la abuela paterna, y si no se presentan son enviados a Casa DIF para su protección. Por lo regular llegan los familiares y se los llevan…” Carlos España, Justicia Municipal