Óscar Uscanga, Iris Velázquez y Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la presión por la escalada de contagios en pleno pico de la tercera ola de Covid-19, sin recursos presupuestales suficientes, y algunos con sus hospitales a tope, al menos 12 entidades buscan, a marchas forzadas, la ampliación hospitalaria.

La demanda de atención ya llenó las áreas Covid generales y de atención crítica en Colima, Nayarit, Ciudad de México, Durango e Hidalgo pero, en total, son 11 estados los que reportan áreas saturadas.

Y aunque el subsecretario Hugo López-Gatell urgió a Gobernadores a aumentar la capacidad de atención a la pandemia, en las últimas semanas, las administraciones de Baja California, Baja California Sur, Durango, Guerrero, Sinaloa, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Oaxaca, Sonora y Veracruz han advertido de complicaciones para incrementar camas de atención Covid-19.

Tabasco advirtió sobre un hueco financiero de 4 mil millones de pesos, en gran parte debido a la pandemia, que ya afectó el cierre de pagos del mes y frenó el pago a diversos proveedores.

En la actualización del semáforo epidemiológico Covid-19, la Ssa colocó ayer a 7 estados en rojo o con riesgo máximo de contagio y a 15 con riesgo alto, lo que implica al 69 por ciento de las entidades del País.