La pandemia del COVID-19 también ha afectado a las comunidades indígenas albergadas por la asociación Mancomunidad de la América India Solar (MAIS) en Aguascalientes, toda vez que ha aumentado la desigualdad hacia este sector social, reconoció la presidenta de dicha agrupación, María del Carmen Woutto González.
Afirmó que desde que inició la contingencia ha sido un poco problemático para los grupos indígenas albergados por el Colectivo MAIS, toda vez que de por sí, les cuesta trabajo lograr un ingreso, con la pandemia ha sido aún más difícil, lo que ha obligado a muchos adolescentes y adultos a tener que irse a trabajar a los campos de cosecha a recolectar tomate, chile y otros cultivos hasta Fresnillo, Zacatecas.
Desde el punto de vista económico, dijo que también ha sido un poco duro ya que muchas veces, a dichas personas sobre todo adolescentes no se les valora en lo que debe de ser el trabajo. En tanto que, en el caso de las mujeres, les es difícil porque no se pueden mover con todos sus niños. “En muchos sectores de la población está sucediendo esto, pero entre la población indígena hay tanta desigualdad y pues es más duro”.
Apuntó que actualmente el Colectivo MAIS atiende a un promedio de 25 a 45 personas que en su mayoría son huicholes provenientes del estado de Nayarit, y mixtecos de la región de Oaxaca, sin embargo, por temporadas llegan también indígenas de Chiapas, Michoacán y Querétaro.
Finalmente, dijo que están gestionando con las autoridades estatales y municipales que los dejen nuevamente vender con las medidas higiénicas y el protocolo sanitario, por lo que a partir de este fin de semana se van a instalar en el pasaje que está en la Plaza Patria y por la calle de El Codo, “y si ven sus artesanías, una forma muy digna de ayudar es comprarles, aunque sea poquito para restituirles su propia dignidad y que puedan ser autosuficientes”.