CDMX.- El cantante Ari Borovoy y su hermano Jack, fueron demandados por cuatro de sus ex empleados por un supuesto despido injustificado.
Adolfo González Bernal, abogado de los demandantes, informó en un programa de difusión nacional que, además del despido, sus clientes aún no han recibido su sueldo por los meses de diciembre, enero, febrero y marzo.
“Todavía les habían dicho a mediados de marzo que hicieran el home office y realmente los dejaron a su suerte. Desde el mes de diciembre no les pagaron, no les dieron aguinaldo, y en enero y febrero les hicieron un pago a partir de otra empresa”, comentó el defensor legal.
“Es una demanda de orden laboral. Les dejaron de pagar, empezado a utilizar otras empresas, iban alternando un método tipo carrusel, en donde cambiaban empresas y de direcciones de empresa; elegantemente le llaman planeación fiscal, pero es eludir sus responsabilidades patronales”.
González Bernal señaló que sus clientes, sin saber que ya no laboraban para BOBO Producciones, empresa de los Borovoy, siguieron trabajando para ésta, y que cuando exigieron sus pagos los responsables les dieron evasivas.
Esta demanda laboral podría trasladarse al terreno penal, lo que implicaría que la celebridad y su hermano podrían ir a la cárcel, pues según el abogado dijo que se ha descubierto en el caso que los Borovoy han incurrido en presuntas operaciones turbias en perjuicio de instituciones gubernamentales. (Staff/Agencia Reforma)