Vestido de smoking en color negro con camisa blanca, uniforme que porta orgulloso desde hace 15 años, cuando obligado a obtener un ingreso extra para alcanzar a pagar la universidad de su hija, decidiera vestirse de mesero por lo menos una vez a la semana, el señor Juan Rodríguez, de oficio carpintero, platica con tristeza y preocupación las afectaciones que ha enfrentado en las últimas semanas a consecuencia de la contingencia activada por el coronavirus.
Por lo regular de lunes a viernes se enfoca en realizar trabajados de carpintería al interior de su taller ubicado al oriente de la ciudad. Es así como espera ansioso los sábados al significar para él la posibilidad de obtener un recurso más, el cual ahora destina para completar sus gastos familiares. Incluso el acudir a eventos sociales aunque sea a trabajar, le permite distraerse y salir de la rutina. Aunque es de carácter tímido, confiesa que la primera vez que tomó una charola para servir bebidas y platillos en un boda que jamás olvidará, de manera automática la pena se le quitó.
En una semana buena, como él dice, le ha tocado prestar sus servicios hasta en cuatro eventos. Con un sueldo de 150 pesos en ocasiones por más de 7 horas de trabajo; se encomienda a la Virgen como siempre lo hace, para que al término de su jornada tenga buenas propinas. Platica que en algunos casos ha recibido propinas superiores a los 600 pesos, en otros días menos productivos apenas los 100 pesos y su sueldo. Agrega que su secreto para obtener alguna propina es siempre atender con gentileza, estar atento a las necesidades de los asistentes y ser lo más rápido posible. Lamentablemente, a consecuencia del COVID-19, los eventos que tenía en puerta para trabajar se han suspendido, lo que ha ocasionado un merma importante para sus ingresos.
“Me gusta mi trabajo, lo hago con gusto, me divierto y gano dinero que nunca está de más. Ser mesero no es solamente atender durante la fiesta o reunión, es llegar antes e irte al final de todos, pero con la satisfacción de que los atendiste como a ti te hubiera gustado que te atendieran”, resaltó.