Solamente quedan seis partidos más en el Apertura 2022 que, sin duda, se ha ido rápidamente en un torneo express que busca terminar lo antes posible, pensando en el Mundial de Qatar, para que los jugadores elegidos por Gerardo Martino tengan tiempo de preparación de cara a la cita mundialista.
Con 14 puntos en 11 jornadas, producto de cuatro victorias, dos empates y cinco derrotas, los Rayos de Necaxa se encuentran dentro de la zona de repechaje y sueñan con volver a pelear por entrar a la liguilla este torneo. Sin embargo, la tarea no será nada sencilla para los de Jaime Lozano que encararán un calendario muy complicado, sobre todo en sus siguientes tres encuentros que podrían definir gran parte del futuro del equipo.
La primera prueba será este viernes ante León y, aunque los esmeraldas no viven un buen presente, son un equipo que se le complica una enormidad a Necaxa sobre todo jugando en el Estadio Victoria. Si Necaxa quiere seguir en puestos de repechaje necesitará vencer esa estadística de tener malos resultados ante la Fiera.
Después vienen las dos pruebas más complicadas de lo que resta del torneo. Primero los Rayos visitarán la Comarca Lagunera en la jornada 13 del campeonato que será jornada doble, para después recibir al América. Estos dos equipos se encuentran peleando por lo más alto de la clasificación y actualmente son los que más juegos han ganado de la liga con seis cada uno. Necaxa tiene que sumar una buena cosecha de puntos en estos tres partidos para no quedarse atrás en la pelea por el repechaje.
Para cerrar el torneo, los Rayos tendrán otro complicado partido cuando visiten a Tijuana en la jornada quince, que siempre es una cancha difícil de dominar por el pasto sintético. En la penúltima jornada será contra Mazatlán, que parece ser el rival más sencillo, ya que los Rayos cerrarán calendario cuando visiten el primero de octubre al bicampeón Atlas. De los 18 puntos que quedan por pelear, los Rayos necesitan por lo menos 9 puntos para poder aspirar a meterse entre los 12 primeros. Será una prueba dura por superar para el equipo en las siguientes semanas, esperando recuperar nombres como Dieter Villalpando y Edgar Méndez que siguen lesionados y pueden ser ese plus que necesita el plantel rumbo a este complicado cierre.