La Liga MX entra a su etapa más importante con la recta final de la temporada regular y la reclasificación a la vuelta de la esquina. Una jornada doble más se suma a este certamen que ha sido express y la cabalística jornada trece arranca hoy con varios partidos. Uno de ellos es la visita de los Rayos de Necaxa al Santos Laguna, un cotejo interesante al ser dos equipos que pelean por la parte media de la clasificación.
Los Rayos llegan con el ánimo nuevamente a tope luego de romper una racha de nueve derrotas consecutivas ante León, una hegemonía que se quitaron de encima anotando tres goles en casa, algo que no sucede a menudo en Aguascalientes. Estos tres puntos permitieron al Rayo recuperar terreno en la tabla general dando un salto hasta la séptima casilla con 17 unidades, producto de cinco victorias, dos empates y cinco descalabros. Por su parte, Santos vio cortada su racha de cuatro victorias al hilo al caer por 2-0 ante Pachuca la jornada pasada, una derrota que le costó poder pelear la cima del torneo, pero con 22 unidades se mantienen en buena posición al ser cuartos de la general.
Esta será una prueba más que demandante para los Rayos que visitan una de las canchas más complicadas de toda la liga ya que la Comarca siempre tiene un apoyo diferente hacia Santos, que es una de las mejores ofensivas del torneo con 24 goles anotados, algo muy desafiante por encarar ante la defensiva de los Rayos que ha batallado a lo largo de la temporada. Para los de Jaime Lozano es vital seguir sumando unidades ante lo apretada que está la tabla y, tomando en cuenta que todavía hay varios partidos cerrados por delante, un empate no sería mal visto para los de Aguascalientes si se toma en cuenta el rival y jugar en visita.
Lo curioso es que en los últimos diez encuentros estos dos equipos no han empatado y siempre se han alternado victorias partido a partido. La última victoria fue de Necaxa, así que, si la estadística prevalece, Santos debería ganar el encuentro. Dejando a lado los números, se enfrentan dos estilos de juegos totalmente diferentes que en base a juego en conjunto han superado la falta de estrellas en sus planteles, dos equipos que pueden considerarse caballos negros y pueden pelear más adelante en el torneo por lo que se espera un buen partido de fútbol que tenga a dos equipos buscando los tres puntos.