Aguascalientes enfrenta una gran escasez de mano de obra que surgió desde hace dos años, advirtió el presidente del Consejo Estatal Empresarial de Aguascalientes, Antonio Robledo Sánchez.
El fenómeno se atribuye a diversos factores, entre los que se encuentra el desinterés de jóvenes por ingresar a laborar, y los apoyos sociales que entrega el gobierno federal, consideró.
La falta de personal afecta sectores específicos como la rama de la obra civil, en la que se carece de albañiles y peones, mientras que en la industria se advierte la falta de obreros calificados, detalló.
Las empresas han recurrido a la contratación de personal procedente de otras entidades federativas, en el caso de estados como Puebla o Guanajuato, quienes vienen a cubrir vacantes en tareas técnicas, indicó.
Robledo Sánchez afirmó que las estrategias gubernamentales en coordinación con la iniciativa privada consideran la posibilidad de ocupar personas migrantes, así como ex convictos que requieren la reinserción social.
“Hemos platicado con la Secretaría de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, para la rehabilitación de personas que cumplieron con una condena, dependiendo del grado de rehabilitación y pena que hayan purgado, se les buscara reinsertarlos en la actividad empresarial”, explicó.
Ante la escasez de personal es necesario adaptarse a las realidades, por lo cual
las personas migrantes son una opción de ocupar trabajadores, quienes deben contar con certidumbre jurídica sobre su presencia en el país.
Si las autoridades nos validan la contratación de una persona con un estatus de tránsito legal por el país, incluso de manera temporal, eso nos da la certeza de poder darles un trabajo para cubrir la demanda de personal, subrayó.
Agregó que también se está fortaleciendo la capacitación para el trabajo a personas adultas mayores, personas con discapacidad, e incluso jóvenes que desean aprender oficios.