Ante la temporada invernal se recomienda a toda la población mantenerse bien abrigados, ingerir muchos líquidos, vacunarse contra la influenza y al estornudar, usar un pañuelo o la parte interna del brazo para cubrirse, con el objetivo de evitar enfermedades respiratorias.
El coordinador de Programas Médicos de la División de Promoción a la Salud del IMSS, Diego Balcón Caro, destacó que deben lavarse las manos de manera frecuente, limpiar y desinfectar manijas, teléfonos u objetos de uso compartido, para disminuir contagios, y en caso de realizar actividades físicas al aire libre, hacerlo entre las 12:00 y 17:00 horas que es cuando el clima está menos frío.
Indicó que las personas más propensas a enfermarse en esta época invernal son los niños menores de seis años, personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas, pacientes con asma o diabetes no controladas, cáncer, VIH-SIDA, obesidad mórbida, enfisema pulmonar y fumadores.
Asimismo, explicó que ante la presencia de fiebre mayor a 38.5 grados y coloración azul en la piel, en el caso de los niños, así como adultos con dificultad respiratoria, dolor en pecho o abdomen, de huesos o articulaciones, se debe evitar la automedicación y acudir de manera inmediata a la Unidad de Medicina Familiar para recibir tratamiento adecuado.
Afirmó que el Seguro Social está preparado para atender a los derechohabientes que lo requieran y prescribir desde medidas preventivas hasta el manejo farmacológico que se requiera y evitar complicaciones.
Se cuenta con la vacuna contra la influenza, por lo que se puede acudir a las clínicas familiares correspondientes para recibirla, si tienen factores de riesgo para desarrollar la enfermedad.
“El lavado de manos frecuente, mantener una adecuada nutrición con base en una dieta balanceada rica en frutas y verduras, así como realizar ejercicio, ayudan a prevenir infecciones respiratorias”.