Está plenamente demostrado que las energías solar y eólica significan un ahorro para toda la cadena productiva y su generación es cinco veces inferior en comparación con la que ofrezca la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que está fuera de orden la recién aprobada Ley de la Industria Eléctrica.

El sector empresarial, a través de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ratifica su apoyo a los jueces federales que ordenaron la suspensión de esa legislación hasta en tanto no se pronuncie la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre su constitucionalidad.

El líder local de la Coparmex, Juan Manuel Ávila Hernández, fue muy claro al citar que históricamente ningún monopolio garantiza una mejora en la eficacia, por el contrario se provoca una reducción en la productividad, prácticas ponzoñosas, corrupción y otros males que acarrea cuando no hay competencia y las decisiones se toman con sentido político, que por regla general no son en beneficio de la sociedad.

Es un hecho, porque así lo señalan estudiosos del derecho, que la reforma aprobada por las cámaras de Diputados y Senadores vulnera el derecho a la libre competencia y perjudica directamente las inversiones, tanto nacionales como extranjeras, concibiéndose una pérdida de confianza del capital foráneo.

Son decisiones que ponen en interrogante la intención del Gobierno y hacia dónde quiere llevar a México, porque este tipo de reformas lo único que acarreará es un retroceso en virtud que mientras otros países, como Estados Unidos, Canadá, de la Unión Europea y la propia América Latina, miran hacia delante, aquí se va en franco retroceso tratando de aplicar funciones de hace treinta o cuarenta años.

Precisó que de ninguna manera se trata de estar en contra de todo y a favor de nada, como aduce el Gobierno, más bien se pretende que las autoridades entiendan que en un mundo tan competitivo no se pueden imponer recetas que tal vez en su momento fueron apropiadas, pero no para el presente y menos mirando hacia el futuro.

El alud de amparos que han interpuesto empresas que se consideran dañadas con la reforma eléctrica es apenas el principio de un litigio que podría extenderse a nivel internacional, en caso de que la Corte no le dé la razón a los quejosos, por lo que este asunto está en su introducción y que exige a los mexicanos estar atentos ya que es mucho lo que está en juego, principalmente el costo que tendrá la energía y el impacto al medio ambiente en caso de que la CFE utilice programas que han sido desechados en la mayoría de los países.

Además, con la mencionada Ley Eléctrica no se respetan los Acuerdos de París, de los que México es signatario, por lo que podrían venir sanciones que frenen las inversiones, principalmente las europeas, causándose un daño muy fuerte en materia de capital y promoción de empleos, que son los renglones que más debería impulsar y cuidar el Gobierno.

En caso de que el máximo tribunal del país determine que es legal la legislación, obligaría a que si el gobierno pretende mantener los precios de luz al tenga que subsidiar el consumo, lo que a final de cuentas pagará la población en general pero con mayor percusión en la clase más desprotegida.

ALTIBAJO TAXISTA

Los concesionarios de taxis le echaron montón a la Coordinación de Movilidad en demanda que autorice un aumento a las tarifas, lo que en parte les asiste la razón debido al incremento que hay en los gastos que hacen y que no corresponden con lo que obtienen, sin embargo ellos mismos señalan que están en una etapa de sobrevivencia debido a la baja de clientes.

Presentaron un estudio como soporte a su petición, en el que refieren lo que invierten diariamente y de cuánto ingresa, por lo que requieren que se eleve el pago por banderazo, tiempo y distancia y de esta manera, suponen, podrían mejorar sus finanzas.

Al mismo tiempo aseguran que como negocio es poco rentable y con mayor razón lo fue durante 2020, debido a que la emergencia sanitaria restringió considerablemente la presencia de las personas en la vía pública, además otro elemento que ha sido igual de funesto es el cierre de las escuelas, que significó una caída vertical en el ingreso.

Sobre el particular, el secretario general de Taxistas Revolucionarios de Aguascalientes, José del Refugio Eudave Ortiz, dijo que el año pasado la liquidación cayó en un 50% respecto a 2019, reflejo de que hubo menos servicios, por lo que un número importante de choferes decidieron dedicarse a otra cosa ya que del taxi no se vive.

El pasado 8 de marzo el dirigente afirmó que a últimas fechas ha habido una leve mejoría debido a que restaurantes y antros funcionan hasta la medianoche, pero está lejos de ser suficiente para hacer rentable el trabajo, por lo que esperan que siga avanzando la recuperación en la medida que existan menos restricciones.

Bajo ese tenor, por una parte exigen que se eleve la tarifa y por otra reconocen que la demanda no es la adecuada, por lo que si en movilidad les autorizan que cobren más podría decrecer la utilidad, ya que actualmente no tienen el “colchón” de las escuelas, en donde está una parte importante de la clientela.

Además, de llegar a consentirse el incremento no será en beneficio de los choferes, porque a ellos les aumentarían la liquidación, por lo que debe entenderse que quienes promueven el alza son los concesionarios, quienes imponen la cuota diaria que debe pagar el operador, de manera que éste tendría un mínimo beneficio y esto siempre que exista trabajo.

Mientras no se reglamente la relación económica concesionario-chofer cada propietario continuará imponiendo lo que considere justo, lo que en la práctica obliga al trabajador a estar dos turnos diarios atrás del volante para obtener un logro digno, pero esta situación lo expone a una situación corporal difícil y un desgaste físico prematuro, además que no tiene ninguna prestación, por lo que puede pasar gran parte de su vida en esa labor y cuando ya no pueda hacerlo se irá a su casa sin ningún apoyo económico, o al fallecer deja a su familia en total orfandad.

En varias ocasiones se ha pretendido mejorar sus condiciones, pero sólo se ha llegado a planteamientos que en la práctica no representan un cambio, por consiguiente, la situación en que se laboraba hace 70 y 80 años es la misma actualmente. Es un tema al que deberían entrarle en Movilidad y lograr un verdadero cambio en lo que resta de esta administración, que tal vez sería su principal herencia a favor de casi seis mil trabajadores.

DEJADEZ MUNICIPAL

Allá por el año de 2011 la entonces alcaldesa Lorena Martínez creó la Línea Verde, que estaba prevista para ser fuente de oxigenación de un amplio sector del extremo oriente de la ciudad y al mismo tiempo un atractivo para las familias, lo que atrajo el interés nacional por el aprovechamiento que se le dio a un espacio hasta entonces árido. Todo se vino abajo con las dos siguientes administraciones, al dejar “morir” el lugar, hoy convertido en una franja descuidada y el pasto que se sembró sólo queda en la imaginación de los habitantes. Este asunto viene a mención porque en CCAPAMA presumen que cuenta con 12 plantas tratadoras de aguas residuales, la que –conjeturalmente– utilizan para el riego de áreas verdes públicas. Aseguran en esa oficina que en 2020, en un período de seis meses se trataron 814 mil 792 metros cúbicos que se aplicaron para el mantenimiento de parques, jardines y camellones. En teoría es posible que así sea, pero al menos la Línea Verde no ha recibido una gota, por lo que bien harían los socios de Veolia en darse una vuelta por ese lugar y  ver qué se puede rescatar de aquello que pudo haber sido un emporio ecológico, si no fuera por la incuria en que se cayó de 2013 a la fecha.

OLVIDARON LA FECHA

Ya entrados en gastos, en la Secretaría del Ayuntamiento local se les olvidó emitir la “ley seca” que rige en las conmemoraciones cívicas, en este caso el pasado 21 de marzo en que se celebra el natalicio del presidente Benito Juárez. Los más felices con esa negligencia fueron los negocios que venden bebidas alcohólicas, ya que al ser domingo tuvieron más clientela de la acostumbrada.