Bajo advertencia no hay engaño, por lo que aquellos que acostumbran robar combustible en Aguascalientes, que puede ser una cantidad mínima en comparación con lo que ocurre en otras partes de la República, recibirán un castigo muy severo y el cual está próximo a que lo apruebe el Congreso de la Unión.

El vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, Miguel Romo Medina, explicó que se logró destrabar la iniciativa que pretende frenar este delito y que prevé penas que van de 30 a 60 años de prisión, como una forma de desalentar la actitud que asumen grupos de individuos que no sólo ponen en peligro su integridad física, sino de otras personas y afectan a Petróleos Mexicanos cuando hacen perforaciones en la tubería y dañan el medio ambiente, lo que se considerará un atentado en contra de instalaciones federales y como un acto de terrorismo.

La iniciativa abarca varios aspectos, al incluir la protección de todo el sistema de desarrollo e infraestructura en materia de hidrocarburos, como ductos y plataformas, y particularmente ataca el mercado negro al contemplar la tipificación de la venta irregular de gasolina y Diesel al consumidor, por lo que una vez que se promulgue la ley se podrá comprobar en campo la documentación de la compra de combustible que hace cada una de las gasolineras.

Romo Medina confía que en el actual período de sesiones se apruebe y de una vez por todas se termine este problema, que en algunas partes del país ha tenido resultados trágicos cuando surgen explosiones que extinguen la vida de varias personas.

Es una ley que busca cerrar la pinza ya que no sólo se perseguirá y encarcelará al que roba el combustible, sino al que lo trafica, lo compra y comercializa por lo que la severidad de las penas hará que lo piensen detenidamente antes de involucrarse en este delito.

RECESO EN SEDESOL

A partir del 23 de abril y hasta el 7 de junio la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) dejará de distribuir apoyos de los programas sociales, además, de manera paralela cancela las licencias, como las que se presentan sin goce de sueldo para el personal que pretenda participar en eventos político-partidistas.

Por lo anterior, “la Sedesol no entregará beneficios de programas sociales en todo el territorio nacional durante ese período, es decir, la veda electoral iniciará el 23 de abril y concluirá el 7 de junio”, destaca la titular de esta dependencia, Rosario Robles, en la circular 002/2015, donde indica los criterios que deben seguir las oficinas centrales, los órganos desconcentrados, entidades sectorizadas y delegaciones estatales.

En el escrito se menciona que no obstante que la normatividad vigente no prohíbe suspender la operación de los programas sociales durante la veda electoral, se está adelantando la entrega de apoyos, 45 días naturales antes de la jornada de votación.

En estas condiciones, la Sedesol “no entregará beneficios de programas sociales en todo el territorio nacional durante este período”, por lo que será hasta el 8 de junio cuando se reinicie los programas normales.

Los que sí continuarán funcionando serán la atención que ofrece Liconsa, Diconsa, estancias infantiles, empleo temporal y los comedores comunitarios, que por su propia naturaleza deben continuar operando, por consiguiente no se afectarán a los beneficiarios.

Al ser una de las dependencias que registra mayor vigilancia de partidos políticos y ciudadanos, por aquello de que se encarga de entregar la asistencia a familias y personas vulnerables, tiene que actuar con la mayor transparencia, informando con antelación los pasos que darán en cada caso como parte del blindaje electoral

En lo que concierne al personal y en apego a las disposiciones del Instituto Nacional Electoral (INE), Sedesol subrayó que todos los servidores públicos de la institución, sus órganos desconcentrados y entidades sectorizadas, tienen prohibido asistir en día y/u hora de labores en términos de la normatividad legal o reglamentaria aplicable, a mítines, marchas, asambleas, reuniones o eventos públicos proselitistas.

En el mismo sentido “no se permitirán las licencias o autorizaciones de cualquier naturaleza, con o sin goce de sueldo para no acudir a laborar y asistir a eventos proselitistas, ya que la determinación de los días inhábiles se encuentra establecida en la normatividad y no puede depender de intereses particulares”.

En el comunicado recuerda que el pasado 2 de marzo Desarrollo Social firmó un convenio con el INE para evitar que los programas sociales a cargo de la Sedesol y de sus unidades sectorizadas, sean usados con fines político electorales, en los procesos electorales federales y locales que tienen lugar, así como en materia de educación cívica para fortalecer los valores democráticos, entre los servidores públicos y la sociedad en general.

Otros puntos igual de importantes es la suspensión de reuniones masivas con beneficiarios de programas sociales, “a efecto de evitar que sean confundidas con reuniones de carácter proselitista”, y en cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 41 Constitucional, a partir del inicio de las campañas se suspendió la difusión de propaganda gubernamental de Sedesol, misma que será reanudada el 8 de junio.

Durante la segunda fase de capacitación a servidores públicos y beneficiarios, que tuvo lugar del mes de febrero al 1 de abril, se difundió la estrategia de blindaje electoral institucional, detallando cada una de las acciones que deben ser ejecutadas por el personal del sector, y que los beneficiarios estuvieran informados sobre los principales delitos electorales de los que pueden ser víctimas o testigos, así como los mecanismos de denuncia y puedan acudir ante las autoridades competentes. En total se capacitó a 29,976 servidores públicos y 39,607 beneficiarios de los programas sociales.

Asimismo, se reitera que habrá “cero tolerancia” para funcionarios y trabajadores de la Sedesol que no se apeguen a las órdenes, que participen en actos político-electorales en horario de servicio o que utilicen los recursos económicos, materiales y humanos para esos fines. Desde dos días previos a la jornada electoral, esto es, el 5 de junio y durante el día de las elecciones, habrá una vigilancia muy estrecha en cada una de las delegaciones estatales, de sus órganos desconcentrados y entidades sectorizadas, para comprobar y vigilar el resguardo de los bienes muebles e inmuebles y parque vehicular, colocando en cada caso sellos de seguridad.

El propósito es que no exista una sola denuncia, para ello la dependencia reitera que actuará con imparcialidad y transparencia y confía que cada uno de los empleados sepa conducirse dentro de la legalidad.

CRECERÁ LA FAMILIA

Para aquellos que reniegan por el “exceso” de partidos políticos, se afirma que está en marcha la formación de otros tres, por lo que en las elecciones de 2018 serían 13, número cabalístico que sería de la buena suerte para quienes concreten su propósito, al asegurarles sumas millonarias para su sostenimiento.

Al renunciar el año pasado al PRD, Cuauhtemoc Cárdenas aseveró que no volvería a estar en ningún partido y negó que tuviera la intención de formar el propio, sin embargo el pasado 21 de marzo convocó a promover acercamientos de personalidades y grupos sociales, “que con visión progresista y democrática” busquen un cambio en México.

De acuerdo a versiones periodísticas, participan en grupos de trabajo Porfirio Muñoz Ledo, Carlos Heredia, Félix Hernández, Saúl Escobar, Eduardo Vázquez, Marco Rascón, Enrique Calderón, Carlos Lavore, Sergio Benito Osorio, Manuel Muñoz y el senador Alejandro Encinas, además acudió el presidente de la Cámara de Senadores Miguel Barbosa.

Por su parte, Marcelo Ebrard, que recién renunció al PRD, se encuentra cobijado por el movimiento ciudadano como aspirante a diputado federal plurinominal, aunque según analistas su intención es tener su propio partido que lo proyecte a la candidatura presidencial, en tanto René Juvenal Bejarano anuncia la reorganización de Izquierda Democrática Nacional (IDN) – que aún pertenece al PRD -, para convertirla en una asociación política nacional, labor que está soportada por su brazo social llamado Movimiento Nacional por la Esperanza, paso previo para convertirse en partido.

Como dijera el de junto, que vengan esos y más, al fin que el país tiene recursos ilimitados para alimentarlos.