Por las nubes se encuentran los materiales para la construcción, los cuales han registrado aumentos de hasta un 25%. El precio del acero es lo que más ha incrementado -en hasta 60% en los últimos 12 meses- y esto ha impactado en los costos y el encarecimiento de las viviendas. Así lo destacó el asesor financiero Gerardo Sánchez Herrera.

Detalló que estos incrementos impactan de manera directa en el costo de las viviendas con incrementos entre un 6 y un 8%, dependiendo de la región del país, por lo que el sector de la construcción sigue muy afectado y se estima que pudiera regresar a los niveles de prepandemia hasta el año 2023. Esto, siempre y cuando no sigan los aumentos desordenados de los productos esenciales de la construcción de vivienda porque, de lo contrario, se pudiera atrasar esa recuperación hasta el 2025.

Sánchez Herrera comentó que los incrementos en el precio del acero no sólo están impactando al sector de la construcción, sino que también ocurre lo mismo con la industria automotriz, donde las armadoras incluso estaban planeando aumentar un poco el costo de los vehículos ante el impacto en sus costos directos de hasta un 3.7%.

De mayo de 2020 a mayo de 2021, se ha incrementado el precio de venta de los siguientes insumos de construcción:

  • Malla de acero                 61%
  • Castillos                          57%
  • Alambres                        50%
  • Tubos de acero                20%
  • Ventanas de aluminio       15%
  • Cemento, concreto y yeso 12%

MAL DE MUCHOS SECTORES

El Banco de México, recientemente, dio a conocer los datos del crecimiento de la economía total en mayo, que fue de casi un 25%, comparando el periodo de mayo 2020 con mayo de 2021. El sector de la construcción solamente creció 1.25%, un aumento raquítico cuando se esperaba un crecimiento de 2 dígitos para mayo pasado.