Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La falta de medicamentos y otros insumos en el sector salud durante la pandemia levantaron una ola de demandas legales de familiares de pacientes fallecidos por Covid-19, mismas que los hospitales -sobre todo del IMSS e ISSSTE- endosaron a su personal médico.
La denuncia de lo que califica como “una injusticia” contra doctores y enfermeras la hizo Alejandra Romo Dávila, directora del Instituto Nacional de la Defensa Médica (Inadem), al anunciar la apertura de oficinas en Monterrey con la finalidad de estar más cerca del personal hospitalario que enfrenta demandas por casos Covid.
Afirmó que la negligencia del Gobierno provocó incluso no sólo demandas de pacientes, sino hasta el fallecimiento de personal médico.
“Hay médicos que enfrentan demandas por negligencia de familiares de pacientes fallecidos o que quedaron con secuelas por Covid-19 en las que, asesorados por supuestos abogados, les reclaman indemnizaciones de 1, 2 o hasta 3 millones de pesos.
“Nosotros vamos a defender al personal médico que enfrenta estas demandas y advierto: vamos a contrademandar a los pacientes para que ellos paguen esas cantidades al médico, que ninguna culpa tiene del pésimo manejo que hizo el Gobierno de la crisis sanitaria y que, en todo caso, al que deberían demandar es al hospital”.
A una petición informativa, el IMSS respondió que para poder establecer una postura requeriría que se le refirieran casos de médicos acusados o fallecidos.
Como ejemplo, el IMSS recibió el caso de Juan Sánchez Mejía, un residente que falleció de Covid en la Unidad Médica 249 en Santiago Tlajomulco, Estado de México, por estar expuesto a contagio sin protección y no recibir atención hospitalaria.
“A la fecha, la Jefatura de Servicios Jurídicos y la Jefatura de Desarrollo de Personal de esta representación informan que no cuentan con antecedentes de algún procedimiento legal derivado de la atención brindada al médico J.S.M., cuya baja laboral se dio por defunción”.
Pero Romo dijo que como defensora del Inadem, generalmente los procedimientos legales son contra el IMSS como institución y no contra una Unidad Médica en particular.
Estimó que si antes del Covid, 8 de cada 10 médicos enfrentaban alguna demanda por negligencia, ahora la totalidad del personal médico enfrenta esa situación, cuando la realidad es que la responsabilidad recae sobre las instituciones del sector salud.
“Nos vimos en la necesidad de abrir la sucursal en el norte del País, en Monterrey, porque las demandas están cada vez más infundadas y cada vez más constantes en contra del profesional de la salud”.
Según los cálculos del Inadem, los reportes de muertes por Covid que dio a conocer la Secretaría de Salud federal están muy por debajo de las cifras reales, pues fácilmente alcanzan el triple a nivel nacional.
Romo señaló que el Inadem presta servicio legal desde hace 13 años al gremio médico y actualmente afilia a cerca de 10 mil profesionales de la salud en todo México, a los que les han ayudado a conciliar disputas legales con familiares de fallecidos por Covid-19.
“Lamentablemente, con la pandemia a quien le quieren echar la culpa de la falta de insumos es al médico, cuando es el menos responsable de que un paciente haya fallecido por la negación de servicio, porque no hubiera personal suficiente o porque no hubiera ventiladores u otros insumos”.