Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La «fiebre» del Presidente Andrés Manuel López Obrador por el beisbol ha alcanzado a Macuspana, su tierra natal, donde el municipio morenista se ha endedudado para remodelar un viejo estadio.
Para albergar de manera temporal a los Olmecas de Tabasco, el gobierno municipal encabezado por Julio Ernesto Gutiérrez Bocanegra inyectó 12 millones de pesos sólo para remodelar el estadio de beisbol «Tumba Patos» o Ángel «Cuco» Toledo.
Los recursos provienen de una deuda total de 110 millones de pesos aprobados el 22 de marzo pasado por el Congreso de Tabasco para la construcción de un «espacio multideportivo» en Macuspana, por un total de 18 millones de pesos, 12 de ellos para el estadio de beisbol, refiere el decreto publicado el 6 de abril.
Otros 18 millones serán supuestamente destinados para la construcción de una unidad deportiva en la localidad de San Carlos; 20 millones para un libramiento al norte de Macuspana; 10 millones para la primera etapa de otro espacio multideportivo en la localidad de El Paraíso, y 10 millones de pesos más para la construcción de un auditorio.
Según el desglose del financiamiento, otros 10 millones serán para un centro cultural y artístico, y seis millones para el mismo proyecto en la Villa de Tepetitán, donde nació el Presidente.
Como la mayor parte de la infraestructura en el municipio, el estadio se encontraba en pleno abandono.
Sin embargo, la administración morenista priviligió la remodelación del campo, que de 3 mil 200 butacas fijas pasará a tener 3 mil adicionales, con mejores luminarias e instalaciones como techado, baños y una mejor superficie en el diamante de juego.
La próxima semana, el 26, 27 y 28 de abril, la novena de los Olmecas recibirá en el «Tumba Patos» al conjunto del Águila de Veracruz, para una serie de tres juegos.
En 2019, el «Tumba Patos» ya había sido sometido a una remodelación en la que se invirtieron 2 millones de pesos.
Sin embargo, diputados locales realizaron una visita al sitio y acusaron que encontraron vicios ocultos, trabajos pagados pero no ejecutados y conceptos pagados sin documentación.
La sede alterna de los Olmecas se debe a que el parque Centenario, en Villahermosa, también se encuentra en remodelación. A este estadio se le aplica una inversión de 250 millones de pesos.
Aunque la entrega de las obras estaban programadas para este mes, los trabajos aún no concluyen.

¡Participa con tu opinión!