Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Aunque los Rays están abajo 3-2 en el Clásico de Otoño, este equipo siempre encuentra la manera de dar la cara cuando está contra la pared.
Los Rays lograron mantenerse con vida en partidos decisivos contra los Yanquis y los Astros en las anteriores rondas y, a partir de hoy, deberán hacer lo mismo contra los Dodgers si es que quieren ganar su primera Serie Mundial.
En el transcurso de la Postemporada, los Rays siempre han encontrado una manera de ganar. Con consistencia han contado con el pitcheo indicado, han dado el hit clave o han realizado la espectacular jugada necesaria para inclinar el juego a su favor.
Desafortunadamente, el pasado domingo, el equipo de Tampa nunca dio con esa magia en su derrota por 4-2 ante los Dodgers, por lo que, pese a tener tantas oportunidades, el club de Tampa Bay está al borde de la eliminación por tercera vez en octubre.
Pero la novena de la Florida puede fijarse en un punto positivo, los Nacionales de Washington lograron conquistar la Serie Mundial del año pasado pese a caer en el clave Juego 5 contra los Astros de Houston.
“Siempre confío en este grupo”, declaró el jardinero central de Tampa Bay, Kevin Kiermaier.
“Si hay un equipo que puede responder con la espalda contra la pared, el nuestro ha dado la cara cuando más lo hemos necesitado. Disfrutaremos el día libre, descansaremos un poco y volveremos el martes listos para trabajar”.
Después de su emocionante y sorprendente victoria en el Juego 4, Tampa Bay esperaba que eso lo impulsara el resto de la serie.
Ahora, tendrá que ganar dos partidos seguidos para proclamarse campeones.
Entérate
+ Los equipos que ganan el Juego 5 en una serie del mejor de siete empatada 2-2 han conquistado la serie 43 de 62 veces, y Los Ángeles ahora tiene esa ventaja.