Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Fragmentos de plástico fueron encontrados en el estómago del 20 por ciento de peces de importancia comercial en tres regiones de México, alerta un estudio de universidades y organizaciones no gubernamentales (ONGs).

Un quinto de los 755 peces estudiados del Golfo de California, el Golfo de México y el Caribe mexicano contenían microplásticos (piezas menores a cinco milímetros).

En la mayoría de animales se encontró por lo menos un pedazo, pero los investigadores hallaron hasta 45 fragmentos en un mismo pez, señala el “Estudio sobre el impacto de la contaminación por microplásticos en peces de México”.

Baja California Sur, Quintana Roo y Veracruz fueron los tres estados analizados. El último fue el más afectado, pues el número promedio de microplásticos por pez fue casi el doble que en las otras regiones.

El pajarito, el pargo mulato, la lisa y el peto fueron las especies con mayor número de plástico en Veracruz, mientras que en Puerto Morelos, Quintana Roo, fueron el mero bobo, la cojinuda y escochín.

Por su parte, en La Paz, BCS, que fue la región menos afectada, los peces con mayor contenido del material fueron el boquinete y el lenguado.

Los plásticos más presentes fueron el del celofán y cintas adhesivas utilizadas para envolver productos, pero también se encontraron fibras de ropa, de contenedores de comida, de equipo de pesca, de botellas y de bolsas.

El Centro para la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) y Greenpeace, que colaboraron en la elaboración del reporte, exhortaron a las autoridades del País a prohibir los plásticos de un sólo uso a nivel nacional.

“Los microplásticos amenazan el ambiente y la salud pública en México y alrededor del mundo. Los esfuerzos locales para prohibir las bolsas y popotes son importantes, pero necesitamos que los legisladores nacionales den un paso enfrente y ayuden a resolver el problema”, apuntó en un comunicado Alejandro Olivera, representante en México del CBD.

Miguel Rivas, coordinador de la campaña Océanos de Greenpeace, reconoció que si bien casi todos las entidades y algunos municipios del país han legislado en contra del plástico, se debe modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos para extender la prohibición a todo el territorio nacional.

“Extender la responsabilidad de los productores de plástico detendrá el plástico en su origen. Es momento de impedir que grandes corporaciones realicen encubran su contaminación plástica”, añadió.

Los ambientalistas también urgieron al Gobierno de México a investigar los potenciales efectos negativos a la salud por consumir este pescado con microplástico.

El estudio fue realizado por el CBD, Greenpeace, Barco Lab, la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el Laboratorio de Biodiversidad y Conservación Arrecifal de la UNAM, y el Instituto de Ciencias Marinas y Pesquerías de la Universidad Veracruzana.