La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga no ha visto resultados positivos en materia de seguridad en carreteras del país, al continuar los robos y asaltos violentos e incluso ya con algunos operadores locales asesinados. El presidente de la misma, Roberto Díaz Ruiz, detalló que en lo que va del año, cuatro operadores de empresas transportistas afiliadas a la Cámara han perdido la vida en hechos delictivos, mientras que durante el año pasado a nivel nacional se contabilizaron cerca de 60 homicidios contra operadores y ayudantes.
El líder del sector transportista refirió que al corte del pasado mes de mayo, los robos y asaltos contra operadores de carga descendieron cerca del 6%, sin embargo, dijo que lo lamentable es que la incidencia delictiva solamente se vio reducida por la situación de la pandemia de COVID-19, toda vez que durante marzo y durante los siguientes meses el traslado de mercancía diversa se vio reducido incluso en más del 70% en algunos sectores. Por lo que de haber seguido operando de manera regular, la estadística violenta se habría disparado incluso en un 30 o 40%, de acuerdo a sus cálculos.
Díaz Ruiz agregó que durante el primer semestre del año cuatro operadores de carga que transportaban electrónica fueron sorprendidos por delincuentes, quienes lamentablemente acabaron con su vida. La situación más crítica para los transportistas ha comenzado a registrarse en la zona que comprende desde Lagos de Moreno, Jalisco, hasta Querétaro así como el resto de la zona del Bajío.

“No hemos visto grandes resultados en materia de seguridad en las carreteras, mientras no existan penas más severas para castigar a los responsables de los asaltos a transportistas, esto lamentablemente no cambiará. La recomendación para los operadores es no resistirse a los asaltos, pero esa no es la solución definitivamente”, Roberto Díaz Ruiz, Canacar Aguascalientes.