Enrique Osorio 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Las fosas clandestinas proliferan en Jalisco y suman ya 31 en lo que va de este año, las más recientes encontradas apenas el sábado en Lagos de Moreno.

La primera de ellas fue localizada en la comunidad El Chayotillo, de donde recuperaron un cadáver parcialmente enterrado que fue avistado por vecinos.

La segunda fue la más numerosa, pues encontraron siete cuerpos, algunos de ellos estaban segmentados, todos en un predio del poblado El Chipinque.

Ese mismo sábado en el mismo Municipio, a las 12:00 horas, fue hallado el cadáver de un hombre baleado y atado de manos en la Carretera León a Lagos de Moreno, a la altura del Valle de los Reyes Ruiz Reina.

Lagos de Moreno es el foco rojo del interior del Estado que más preocupa al Gobierno Federal, pues no han tenido los resultados de seguridad que esperarían, reconoció el martes el Secretario federal de Seguridad, Alfonso Durazo.

Por lo anterior, el secretario había anunciado que enviarían más personal de la Guardia Nacional a la Región Altos Norte.

Además, las muertes no cesaron y un comando interrumpió un convivio y disparó contra seis personas en Valle Dorado, Tlajomulco la madrugada de ayer; el saldo fue de cuatro muertos y dos heridos, un hombre y una mujer.

Según Fiscalía, ellos fueron baleados por dos personas, con armas largas y cortas, aunque testigos dijeron a policías que los atacantes viajaban en un convoy.

Por otro lado, a las 0:50 horas de ayer un hombre fue asesinado con arma de fuego cuando conducía un Hyundai en San Francisco de la Soledad, Tonalá, y el sábado por la mañana mataron a tiros a otro hombre en Acatlán de Juárez.

¡Participa con tu opinión!