En el poblado San José de la Ordeña, perteneciente al municipio de Aguascalientes, fueron localizados los cadáveres de dos hombres que hasta el momento se encuentran como desconocidos, los cuales fueron ejecutados de un balazo en la cabeza.
Fueron unas hermanas de 16 y 13 años, quienes hicieron el hallazgo al momento de que caminaban por una terracería paralela a la carretera estatal No. 55 que conduce al poblado de San Nicolás.
A la altura del kilómetro 6+950 y escondidos entre la maleza, se encontraban los cuerpos de dos hombres de entre 30 y 35 años. Por temor, las jovencitas no quisieron informar a nadie del hallazgo.
Sin embargo, poco antes del anochecer, finalmente le hicieron el comentario a su papá, quien tras verificar que efectivamente en el sitio señalado estaban dos cadáveres, se lo informó a la comisaria de San José de la Ordeña, de nombre Elvira.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos de Aguascalientes, encabezados por el secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo, además de policías estatales, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Uno de los hombres ejecutados que era de complexión media, con la cabeza rapada, vestía chamarra color negro y pantalón de mezclilla. Mientras que la otra persona, vestía un chaleco color negro con vivos en naranja, blanco y azul, además de un pants color negro y tenis negros.
Esta persona era de complexión delgada y tenía desprendida la cabeza. A pocos metros de distancia, se ubicó un cráneo y cuero cabelludo, presumiéndose que corresponde a esta segunda víctima.
Se determinó que los hombres fueron ejecutados de un balazo en la cabeza y tenían poco más de 4 días de haber muerto. Asimismo, las condiciones en que fueron encontrados, fue porque los animales carroñeros ya habían comenzado a devorarlos.