Entre unos pastizales fue localizado el cadáver de un joven que hasta el momento no ha sido identificado, en calles del fraccionamiento Lomas del Mirador.
Fue aproximadamente a las 00:34 horas del martes, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que a un costado del arroyo que se ubica por la calle 30 de Septiembre y esquina con la calle Loma Amarilla, en el fraccionamiento Lomas del Mirador, se encontraba una persona del sexo masculino tirada en el suelo boca-abajo e inconsciente.
Hasta el lugar del reporte se trasladaron los policías preventivos del Destacamento “Morelos” y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil Municipal. Fue justamente a espaldas de la tienda Bodega Aurrerá, que se ubica en la avenida Mariano Hidalgo, en el fraccionamiento Morelos II, donde se localizó el cadáver de un joven de entre 25 y 30 años, el cual vestía una camisa color naranja y pantalón color azul rey. Al momento que los paramédicos se dispusieron a brindarle los primeros auxilios, confirmaron que ya había fallecido.
Cabe destacar que la víctima no presentaba huellas de violencia, además de que expedía un fuerte olor a bebidas alcohólicas, además de que ya tenía varias horas de haber muerto.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar del hallazgo los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.
Un habitante de la zona señaló que al cruzar el arroyo que divide el fraccionamiento Morelos II con el fraccionamiento Lomas del Mirador, observó a una persona tirada boca-abajo, entre la maleza y junto a un mezquite, por lo que al notar que al parecer ya estaba muerta, decidió llamar a los servicios de emergencia.