José de Jesús López de Lara

La Fiscalía General del Estado investiga un posible crimen registrado en una vivienda del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
La tarde de ayer sábado, una mujer fue a buscar a su hijo debido a que ya tenía varios días que no tenía noticias de él y al ingresar a su domicilio encontró su cadáver tirado en el suelo y ya en avanzado estado de descomposición.
Asimismo, se detectó que en el cuello presentaba una herida, por lo que ya se inició una investigación para determinar si se trata de un asesinato.
La víctima fue identificada como Carlos René, quien contaba con 32 años y vivía solo en una casa ubicada en la calle Olga Delgadillo, en el fraccionamiento antes mencionado.
Fue precisamente a las 15:28 horas del sábado cuando se trasladaron a esa dirección los policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y una ambulancia de Cruz Roja, luego de reportarse a los servicios de emergencias que había sido localizado el cadáver de una persona del sexo masculino.
A su arribo confirmaron el reporte al encontrar en avanzado estado de descomposición el cuerpo sin vida de Carlos René, por lo que se solicitó la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado.
Cabe destacar que el hallazgo lo realizó la señora María, de 54 años, quien identificó a la víctima como su hijo. Señaló que desde hace 10 días no tenía noticias de Carlos René, por lo que el sábado decidió ir a buscarlo a su domicilio y lo encontró en esas condiciones.
A simple vista se le detectó una herida en el cuello, por lo que el cadáver fue trasladado al Semefo a fin de realizar la necropsia y establecer las causas de su muerte, así como para determinar si se trata de un crimen o un suicidio.
A la escena de los hechos acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales quien dio la fe ministerial del cadáver.